Una muchedumbre asalta el Capitolio el 6 de enero de 2021. / REUTERS

Condenado a siete años de prisión un policía de Virginia por participar en el asalto al Capitolio

El agente ha recibido una de las sentencias más largas que se han impuesto entre las decenas de casos abiertos por la insurrección

DIANA MARTÍNEZ

Año y medio después de la insurrección contra la democracia de Estados Unidos, la Justicia continúa aplicando castigos. En esta ocasión, un agente de Policía de Virginia ha sido condenado a más de siete años de prisión por participar en el asalto al Capitolio, el 6 de enero de 2021, cuando una turba de fanáticos del expresidente Donald Trump tomó el edificio gubernamental con el fin de frenar la confirmación de los resultados de las elecciones, las cuales el líder republicano tachó de «fraude». El agente, Thomas Robertson, ha recibido una de las sentencias más largas que se han impuesto entre las decenas de casos abiertos por el ataque.

La Fiscalía pedía para él ocho meses de prisión, pero finalmente la Justicia lo elevó a siete años y tres meses en la cárcel, así como a otros tres años de libertad vigilada, después de tener en cuenta que Robertson permaneció bajo custodia los últimos trece meses. El juez Christopher Cooper decidió por entonces encarcelar al policía después de que violara las condiciones de su libertad condicional a la espera del juicio, mientras seguía acumulando armas de fuego y haciendo públicas declaraciones en las que afirmaba estar «listo» para morir en una «guerra civil».

El veredicto para este uniformado, procedente de la ciudad de Rocky Mount, es similar al que se le dio hace unos días a Guy Reffit, un ciudadano de Texas, que irrumpió en el Capitolio con un arma y amenazando a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El pasado mes de abril Robertson fue hallado culpable de los seis cargos de los que se le acusaba, entre ellos el de atentado contra la autoridad y acceso a un área restringida portando un arma; un gran palo de madera del que sus abogados aseguraron que se trataba de un bastón que el hombre utilizaba desde que en 2011 recibió un disparo en el muslo derecho cuando trabajaba como agente de seguridad privada en Afganistán.

850 acusados

Por el momento unas 850 personas han sido acusadas de delitos federales por sus acciones durante el motión del 6 de enero. De ellas, más de 350 se han declarado culpables –la mayoría por delitos menores– y más de 230 tienen ya sentencias en firme. La siguiente que se dictará será el próximo martes a Jacob Fracker, un policía de Virginia fuera de servicio que acompañó a Robertson en sus acciones contra el Capitolio. En este caso, el agente cooperó y se declaró culpable de un cargo por conspiración contra las autoridades. Según detalla la CBS, la Fiscalía ha pedido para él una sentencia de seis meses de libertad vigilada debido a la «plena» cooperación que ha mostrado durante el proceso y que ha servido para asegurar la condena de Robertson.