Bruselas pide que el cierre de la UE no olvide a los refugiados

La Comisión Europea solicita a los Estados miembro no aplicar las restricciones temporales a quienes necesitan protección internacional o tienen otra razón humanitaria para demandar asilo

EUROPA PRESS / BRUSELAS / MADRID

La Comisión Europea ha pedido a los estados miembro que el cierre de la frontera exterior de la Unión Europea no impida a los refugiados pedir protección internacional. «En nuestra recomendaciones a los jefes de Estado y de Gobierno nos referimos a ello de manera muy específica diciendo que recomendamos que las restricciones temporales no se apliquen a quienes necesitan protección internacional o tienen otra razón humanitaria» para pedir asilo, dijo ayer en Bruselas el portavoz comunitario de Interior, Adalbert Jahnz.

El Ejecutivo comunitario pidió el lunes a los Veintisiete que se prohíba la entrada a los extranjeros no residentes en la Unión Europea durante al menos un mes, como medida para tratar de frenar el contagio masivo del virus Covid-19, que afecta ya al menos a 61.098 personas en Europa. Se trata de una acción que tendrá exenciones para diplomáticos, transportistas, médicos e investigadores, entre otros, y que Bruselas ha pedido que no impida el acceso a las solicitudes de asilo de refugiados.

De manera general, ha añadido el portavoz comunitario, las medidas que pongan en marcha los gobiernos europeos para contener el contagio del coronavirus deben «estar basadas en evaluaciones de riesgo y opiniones científicas» y ser «proporcionadas». Asimismo, toda restricción debe respetar el principio de «non-refoulement», en referencia a no realizar devoluciones en caliente, y cumplir las obligaciones del Derecho internacional.

Además del cierre de la frontera exterior de la Unión Europea, varios países han restaurado los controles interiores en el espacio Schengen, como hizo España la pasada madrugada, para cerrar también el paso en su frontera interior.