Bruselas no ve cambios en el plan B de May y reitera que no reabrirá acuerdo

22/01/2019

La Comisión Europea (CE) considera que el plan de la primera ministra británica, Theresa May, para proceder con el brexit tras el rechazo de su Parlamento al acuerdo de salida no tiene "nada nuevo" respecto al anterior e insistió en que Londres debe aclarar qué quiere hacer.

"No tenemos nada nuevo que decir desde Bruselas porque no hay nada nuevo desde Londres", zanjó el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, en la rueda de prensa diaria del organismo.

El portavoz comunitario afirmó que Bruselas sigue "de cerca" el debate parlamentario británico y pidió al Reino Unido aclarar sus intenciones "tan pronto como sea posible".

Sí que se refirió positivamente al anuncio de May ayer de eliminar la tasa de 65 libras (75 euros, 85 dólares) para que los ciudadanos de la Unión Europea (UE) pidan el "estatus de asentado" en el Reino Unido y quedarse allí tras la salida británica del bloque comunitario.

Intenciones sin aclarar

Schinas reconoció que es "el único nuevo elemento" que ha planteado Londres y señaló que los demás Estados miembros lo deberán examinar a partir de ahora.

"Pero esto, en el contexto más amplio en el que nos encontramos, no proporciona el tipo de clarificación de intenciones que estamos esperando, tan pronto como sea posible, en la imagen más amplia sobre la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea", subrayó.

El proceso de ratificación del acuerdo de salida negociado entre Londres y Bruselas sigue bloqueado en la Cámara de los Comunes británica, después de que los diputados rechazaran la semana pasada, por 432 votos en contra y 202 a favor, el texto por sus reservas hacia el plan de salvaguardia para la frontera irlandesa.

Primero, los socios irlandeses

Los planes de May incluyen abordar esta salvaguardia con sus socios de coalición norirlandeses, el Partido Democrático Unionista (DUP), para después ir a Bruselas a "hablar" sobre este asunto, un capítulo que la UE considera cerrado y rechaza reabrir.

"Tengo una horrible sensación de déjà vú y creo que no soy el único", respondió Schinas, al ser preguntado por la posible vuelta de May a Bruselas, un viaje para el que aún no hay una fecha definida.

Reiteró que "el acuerdo de salida fue consensuado con el Gobierno británico y con los Veintisiete y está ahora sobre la mesa. No está abierto a renegociaciones".

Sin plazo en la frontera

En este sentido, también se refirió a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores polaco, Jacek Czaputowicz, quien este lunes planteó la posibilidad de poner un límite de cinco años al plan de salvaguardia irlandés como solución para romper el impasse en el proceso de ratificación británica.

Schinas resaltó que la idea no forma parte de la posición común de los Veintisiete y dijo que no piensa que esa visión fuera a tener "un impacto fundamental".

La falta de un límite temporal para este plan genera el rechazo de muchos diputados británicos, que creen que podría suponer que el Reino Unido quedara atado a las estructuras comunitarios durante mucho tiempo tras el brexit, pero Bruselas insiste en que poner fecha de caducidad a la salvaguardia cancelaría su objetivo de evitar una frontera física en Irlanda en cualquier situación.

Salvaguarda no negociable

Además, Schinas reconoció que, pese al compromiso comunitario con el acuerdo del Viernes Santo y el trabajo por la paz en Irlanda, un brexit sin acuerdo "conllevaría una frontera dura" y pondría "en riesgo" buena parte de la cooperación entre ambos lados de la frontera.

Desde el Parlamento Europeo (PE), el jefe del grupo de seguimiento del brexit, Guy Verhofstadt, se alineó con la tesis de la Comisión y afirmó que el plan de salvaguardia para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda "no es negociable" para el club comunitario.

"Hay límites en lo que podemos aceptar. Para nosotros, la salvaguardia para Irlanda no es negociable. No hay renegociación posible del acuerdo de retirada", recalcó Verhofstadt ante los eurodiputados de la comisión de Asuntos Constitucionales del PE, en un debate sobre el estado del brexit.

Sólo mayorías negativas

Lamentó las "mayorías negativas" que se han formado en el Parlamento británico en torno a los diferentes aspectos del compromiso consensuado entre Londres y Bruselas y recordó que hay grupos mayoritarios en la cámara contra el pacto de salida negociado con la UE, pero también opuestos a irse sin un acuerdo y a la salvaguarda irlandesa.

"Se trata de saber cómo plantear la salida y, si no es posible con el acuerdo de salida alcanzado hace unas semanas, habrá que ver cuál es la solución, cómo conseguir el visto bueno. El problema parece ser que solo hay mayorías negativas en la Cámara de los Comunes", advirtió.

  • 1
    Cargando reproductor ...
  • 2
    Cargando reproductor ...
  • 3
    Cargando reproductor ...
  • 4
    Cargando reproductor ...
  • 5
    Cargando reproductor ...