reuters

Pedro Sánchez: «El bombardeo de Ucrania en medio del G-20 demuestra el desprecio de Putin»

El presidente del Gobierno, que no quiso posicionarse sobre la explosión mortal en Polonia hasta conocer sus causas, alaba el comunicado final de la cumbre criticando a Rusia

PABLO M. DÍEZ Enviado especial a Bali (Indonesia)

El ataque ruso sobre Ucrania de anoche y, sobre todo, la explosión que se cobró dos vidas en Polonia han trastocado la placidez con que se estaba desarrollando la cumbre del G-20 en Bali, que ha concluido este miércoles. Pero no sus planes, como se ha visto en la aprobación de su declaración final criticando muy duramente a Moscú por la invasión de Ucrania, adelantada ayer por este periódico.

Al término de la cumbre, y antes de emprender viaje rumbo a Corea del Sur, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha valorado los resultados del encuentro y denunciado el ataque ruso. Pero no quiso posicionarse sobre la explosión que ha dejado dos muertos en Polonia, cerca de la frontera con Ucrania, hasta que concluya la investigación y se conozcan exactamente sus causas.

«Los acontecimientos de esta misma noche son una clara evidencia, una prueba más, de la falta de voluntad de Putin de poner fin a esta guerra, que empezó el pasado 24 de febrero. Reflejan una vez más la sistemática y reiterada violación por parte de Putin de los principios más elementales y básicos del derecho internacional y el riesgo de consecuencias de escalada», criticó Sánchez ante los medios españoles desplazados a Bali.

A su juicio, «el bombardeo de Ucrania en mitad de la cumbre del G-20 demuestra el desprecio de Putin a los organismos internacionales y al sistema multilateral en su conjunto». Tras participar por la mañana en una reunión de urgencia del G-7 y de algunos países miembros de la OTAN presentes en la cumbre, señaló que «condenamos en los términos más enérgicos la ilegal, injustificada y contraria al derecho internacional guerra de agresión de Putin contra Ucrania».

Aunque reconoció que «desgraciadamente, este ataque ha alterado el segundo día de la cumbre, impidiendo el desarrollo normal de los debates», alabó el éxito de su organización por la aprobación del comunicado final crítico con el Kremlin. «Aunque Rusia, con sus acciones de ayer, trata de apoderarse de la agenda internacional, hay que reconocer la gran labor de la presidencia de Indonesia y su capacidad para tender puentes entre los distintos países», elogió el jefe del Gobierno en una rueda de prensa celebrada en el lujoso hotel Meliá de Nusa Dua, el paradisíaco complejo presidencial donde ha tenido lugar la cumbre del G-20. Para Sánchez, la conclusión más importante tras este ataque ruso es que «la unidad de la Unión Europea y la OTAN sigue siendo nuestra principal fortaleza».