Los nuevos miembros del Consejo Legislativo saludan tras ocupar sus cargos. / ep

Hong Kong empieza a regirse por el Parlamento de «patriotas»

Otro periódico cierra por temor a las detenciones mientras el Gobierno se ufana de tener un Consejo Legislativo «exento de elementos contrarios a China»

D. MARTÍNEZ

El patriotismo chino se hace con Hong Kong. Los nuevos diputados del Consejo Legislativo de la excolonia británica tomaron este lunes posesión en una ceremonia «solo para patriotas» –esto es, fieles defensores del régimen de Xi Jinping– donde los principales emblemas de la región fueron sustituidos por los del gigante asiático a pesar de las críticas a nivel local e internacional. Noventa diputados juraron el cargo tras las pasadas elecciones de diciembre en las que los candidatos de Pekín lograron una amplia mayoría. Un proceso que buena parte de los opositores demócratas consideraron de «farsa» mientras sus compañeros fueron encarcelados o forzados a exiliarse para no ser perseguidos.

La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, presidió la ceremonia que da pie a una nueva legislatura de cuatro años y que hará desaparecer la poca oposición que ya albergaba la Cámara tras la nueva Ley de Seguridad Nacional, la cual muchos consideran que criminaliza a los opositores y tiene como fin acabar con la disidencia, considerada «poco patriótica» por Pekín. Y es que solo los candidatos considerados patriotas por el gigante asiático pudieron presentarse a los últimos comicios. El resultado dio forma a un Consejo Legislativo que, según el Ejecutivo central, está «exento de elementos contrarios a China».

Pekín calificó las nuevas políticas para Hong Kong como una vuelta a la «estabilidad» y una solución al «caos» desatado por fuerzas extranjeras en la zona. No obstante, para la comunidad internacional el gigante asiático ha roto su promesa de preservar las libertades y la autonomía recogidas en la declaración firmada con Reino Unido en 1997, cuando la excolonia británica pasó a estar bajo dominio chino.

Prueba de ello es la censura mediática que se vive en el territorio. A lo que, para los ojos de la comunidad internacional, se trata de una represión de la libertad de expresión acaba de sumarse un periódico más. El medio de comunicación independiente 'Citizen News' anunció ayer que paraliza definitivamente su actividad por la falta de libertad de prensa y para «asegurar el bienestar de la plantilla» tras las detenciones de varios redactores.

Defender la «prensa libre»

Este nuevo golpe al periodismo se produce a menos de una semana del cierre de 'Stand News', después de que seis personas relacionadas con el diario fueran arrestadas tras una redada policial que acabó con la clausura del medio. El mismo destino sufrió 'Apple Daily', después de que un columnista fuera detenido como sospechoso de «conspiración para confabularse con países o fuerzas extranjeras para poner en peligro la seguridad nacional», según las autoridades.

El independiente 'Citizen News' cesa su actividad para «asegurar el bienestar de la plantilla»

Ante estos hechos, el jefe de la oficina de Reporteros Sin Fronteras en Asia Oriental, Cédric Alviani, instó a las democracias «a actuar de acuerdo con sus propios valores y obligaciones» y a «defender lo que queda de la prensa libre en Hong Kong, antes de que el modelo chino de control de la información se cobre otra víctima».