EFE

Al menos diez muertos por el terremoto en la isla de Luzón, en Filipinas

Más de 300.000 personas han quedado afectadas por el desastre, de las cuales 34.000 fueron trasladadas

R. C.

Al menos una decena de personas ha han perdido la vida y otras 375 han resultado heridas en el terremoto de magnitud 7 en la escala Richter registrado el miércoles en Filipinas. Más de 300.000 personas han quedado afectadas por el desastre, de las cuales 34.000 fueron trasladadas, algunas de ellas a centros de evacuación.

El terremoto provocó movimientos de tierra, así como infraestructuras destruidas. Cerca de 22.000 viviendas han quedado dañadas, la mayoría parcialmente, mientras que casi medio centenar de carreteras y siete puentes quedaron afectados, dificultando el tránsito.

El terremoto registró su epicentro en la provincia de Abra, a 335 kilómetros al norte de Manila, tal y como indicó el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (PHIVOLCS).

Este viernes Acción contra el Hambre desplegó dos equipos de emergencias en las zonas más afectadas por el terremoto para solventar las principales necesidades de los habitantes.

«Nuestros equipos ya están aquí, y luchan por llegar a algunas poblaciones afectadas que aún están aisladas por los daños de este grave sismo. La situación en el norte de la isla de Luzón es dramática, con centenares de casas dañadas a las que muchos no saben si podrán regresar», ha dicho Suresanathan Murugesu, director de Acción contra el Hambre Filipinas, quien se ha desplazado hasta la zona afectada por el seísmo.