Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
Un edificio dañado por el seísmo en la ciudad de Hualien (Taiwán). AFP

El peor terremoto de Taiwán en 25 años se cobra la vida de 9 personas y causa más de un millar de heridos

El seísmo de 7,2 grados ha obligado a activar la alerta por tsunami, ya levantada, y ha dejado a un centenar de ciudadanos atrapados en túneles, zonas mineras y bajo los edificios derrumbados

Miércoles, 3 de abril 2024, 06:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Taiwán acababa este miércoles de ponerse en marcha cuando la tierra comenzó a moverse. Un par de minutos antes de las ocho de la mañana, con miles de personas de camino al trabajo y a los centros educativos, un seísmo de 7,2 grados con epicentro cerca de la costa este sacudió la isla. Hubo más de 200 réplicas a lo largo del día y los temblores se notaron incluso en China y Japón. Hacía 25 años que el país asiático no sufría un terremoto de tanta intensidad –desde 1999, con uno de 7,6– aunque entonces lamentó 2.400 fallecidos y 50.000 edificios se vieron dañados y, en esta ocasión, la cifra de víctimas mortales ascendía al cierre de esta edición a nueve y las construcciones hechas añicos rondaban a la treintena.

El bloque de viviendas Urano, en Hualien, la ciudad más afectada por el seísmo, es el ejemplo de que la tragedia podía haber sido aún peor. Inclinado hacia delante, casi tumbado sobre el asfalto, no llegó a colapsar y de sus nueve plantas pudieron sacar a más de una veintena de personas con vida. Una vecina, que el diario 'The liberty Times' identificó como «señora Kang» de 33 años, logró salir por su propio pie del séptimo piso, pero minutos después del temblor volvió a casa en busca de su gato y se encontró también con la muerte. «En este momento, lo más importante, la máxima prioridad, es rescatar a la gente», insistía Lai Ching-te, que asumirá la presidencia de Taiwán en mayo, en la tarde de este miércoles, cuando se calculaba que más de un centenar de ciudadanos seguían atrapados en diferentes puntos del país. A muchos les sorprendió la sacudida dentro de túneles y varias decenas quedaron encerrados en dos canteras.

Chang Yu-lin se encontraba en un hospital de Taipei, la capital, cuando todo empezó a temblar. «Fue muy fuerte. Sentí como si el edificio fuera a derrumbarse», resumía este sanitario de 60 años, consciente de la elevada cifra de heridos que tanto él como otros profesionales iban a tener que atender. Las autoridades contabilizaron más de un millar de personas con lesiones, la mayoría en Hualien, el epicentro del seísmo, donde viven unos 300.000 de los casi 24 millones de habitantes que suma Taiwán. Junto a este montañoso condado ubicado a unos 157 kilómetros de Taipei, la propia capital y las ciudades de Nuevo Taipei y Taoyuan se llevaron la peor parte. Pero la potencia del terremoto fue tal que en Okinawa (Japón) detectaron pequeñas olas como consecuencia y en Filipinas recomendaron a los residentes en zonas costeras trasladarse a lugares más elevados. Los dos países lanzaron alertas por tsunami, aunque quedaron desactivadas pocas horas después.

Impacto de rocas

El seísmo inutilizó 14 puentes, afectó al servicio de metro y de tren de todo el país, dejó a casi 370.000 hogares sin electricidad y obligó a cerrar decenas de carreteras por deslizamientos de tierras y desprendimientos. De hecho, siete de los fallecidos perdieron la vida por el impacto de rocas. Las dos centrales nucleares que operan en la isla no se vieron afectadas, pero compañías como Taiwan Semiconductor Manufacturing Co, proveedora de chips para gigantes como Apple y Nvidia, se vieron obligadas a parar la actividad: «Algunas fábricas fueron evacuadas para garantizar la seguridad del personal».

Las rocas desprendidas durante el terremoto bloquean una carretera en la ciudad taiwanesa de Taichung.
Las rocas desprendidas durante el terremoto bloquean una carretera en la ciudad taiwanesa de Taichung. AFP

Las medidas antisísmicas promovidas en el país han ayudado, entre otros factores, a evitar una tragedia como la de 1999. El terremoto de este miércoles es el tercero que soporta Taiwán en lo que va de siglo, después de los de 2002 (4 muertos y 200 heridos) también en Hualien y 2006 en el condado de Pingtung (2 y 42), ambos de 7,1 grados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios