Un piloto chino en las maniobras militares. / EP

China relanza maniobras por viajar a Taiwán congresistas de EE UU

El régimen responde con ejercicios marítimos y aéreos a la presencia de la delegación en la isla dos semanas después del viaje de Nancy Pelosi

I. UGALDE

Las visitas de funcionarios estadounidenses son frecuentes en Taiwán. Pero con los ánimos de China aún caldeados por la visita hace dos semanas de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la llegada el domingo de una delegación de legisladores ha sido motivo más que suficiente para que Pekín decidiera relanzar ayer sus maniobras en el Estrecho de Formosa. En respuesta a lo que ha considerado otra «provocación», el Ejército Popular de Liberación dio cuenta de nuevos ejercicios «combate en el mar y el espacio aéreo» alrededor de la isla.

«Las Fuerzas Armadas siguen entrenándose y preparándose para la guerra, defendiendo resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial, y aplastando con determinación cualquier forma de separatismo e intentos de injerencia extranjera», declaró Wu Qian, portavoz del Ministerio de Defensa chino. Sin embargo, no hizo mención al uso de fuego real durante estas patrullas, una línea que sí cruzó Pekín en los días posteriores a la visita de Pelosi, cuando desplegó buques de guerra, misiles y aviones de combate, simulando un bloqueo total de Taiwán.

Las autoridades de Taipéi sostienen que el gigante asiático ha usado la visita de Pelosi como una excusa para lanzar unas maniobras que le permitirían ensayar una invasión a la isla, la cual es considerada por Pekín una provincia rebelde que desea recuperar incluso con el uso de la fuerza. Ese mensaje se lo volvió a trasladar ayer el Gobierno taiwanés a los cinco congresistas de EE UU. La delegación, con representantes de los dos grandes partidos estadounidenses y encabezada por el senador demócrata por Massachusetts Ed Markey, se reunió ayer con la presidenta, Tsai Ing Wen, quien agradeció a Washington su apoyo frente a las amenazas militares chinas..

Los legisladores acudieron también al Parlamento y celebraron una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores taiwanés, Joseph Wu. «China autoritaria no puede dictar cómo la Taiwán democrática hace amigos, gana apoyo y se mantiene resistente», aseguró Wu en un tuit. Por su parte, la Embajada 'de facto' de EE UU en la isla, desveló que las cuestiones abordadas fueron las «relaciones bilaterales, seguridad regional, comercio, inversión y cambio climático».