En las dos imágenes de vídeo se aprecia cómo el agresor apunta con su pistola a Kirchner, a escasos metros de su rostro

Abogado de Cristina Kirchner: «Está conmocionada, pero ella es sólida y fuerte»

La vicepresidenta argentina ha resultado ilesa de un intento de magnicidio por parte de un joven de 35 años, cuya pistola se encasquilló cuando le apuntaba a la cabeza

T. NIEVA

Cristina Fernández de Kirchner está «conmocionada», aunque ella es «sólida y fuerte». Así se ha expresado este mediodía Gregorio Dalbón, abogado de la vicepresidenta argentina, sobre el intento de asesinato sufrido por ésta cuando regresaba a su casa en la noche del jueves tras una sesión en el Congreso y un individuo la encañonó en el rostro con una pistola. El agresor no llegó a efectuar disparo alguno porque el arma se encasquilló. El letrado ha asegurado que Kirchner probablemente «ni cuenta se dio» del alcance real del atentado hasta que pudo ver en televisión las imágenes grabadas delante de su casa en el lujoso barrio porteño de Recoleta. «Es una locura» ha subrayado Dalbón ante los micrófonos de Radio 10 tras recordar que la vicepresidenta había recibido anteriormente amenazas de muerte.

«Cristina está conmocionada pero sólida. Nos comunicamos por Telegram y después he hablado con uno de sus colaboradores. Ella es sólida y fuerte, pero (el atentado) es de una conmoción que creo que ni cuenta se dio», ha declarado el abogado. De hecho, en su opinión, la reacción de Kirchner al ser encañonada no guarda relación con el hecho de verse amenazada de muerte. En la grabación se ve a la política cubrirse la cabeza y agacharla, pero lo hace »para buscar un libro que se le había caído«, según el abogado, que llama la atención sobre la envergadura del intento de asesinato. »El hombre percutó y tenía 5 balas de plomo. Si la bala salía, la mataba y teníamos en vivo la muerte de Cristina. «Esperemos que esto sirva para la pacificación de una sociedad y para que la gente empiece a tener el odio dentro de sus casas, no afuera, porque todas estas amenazas que se dicen generan que cualquier loquito como éste sea capaz de hacer lo que hizo».

La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo han tomado declaración a la vicepresidenta dentro de la investigación abierta por «tentativa de homicidio agravado». Según Dalbón, la magistrada también tenía previsto interrogar a Fernando Andrés Sabag Montiel, de 35 años y nacionalidad brasileña, detenido como presunto autor del intento de magnicidio. El joven fue arrestado por atentar contra Kirchner aprovechándose de la multitud de seguidores que la rodeaban frente a su casa. Este tipo de concentraciones de apoyo son habituales desde que hace una semana la Fiscalía pidiera la detención de la veterana política bonaerense por supuesta corrupción. Con un revólver en la mano, Montiel se acercó y la apuntó desde una distancia muy corta. La noticia ha generado conmoción en en el país.

«Cristina permanece con vida porque, por una razón todavía no confirmada técnicamente, el arma que contaba con cinco balas no se disparó pese a haber sido gatillada», reveló el presidente, Alberto Fernández, en un mensaje a la nación al filo de la medianoche. «Este hecho es de una enorme gravedad, es el más grave que ha sucedido desde que hemos recuperado la democracia» en 1983, refirió el mandatario.

Fernández de Kirchner se encuentra en estos momentos en el punto de mira por un nuevo proceso judicial. El fiscal ha pedido 12 años de cárcel para ella por el caso 'Vialidad', la último de una retahíla de acusaciones de corrupción de las que se ha ido librando. A diario, cientos de simpatizantes se congregan a las puertas de su domicilio en Recoleta para mostrarle su solidaridad. Montiel se infiltró entre los seguidores y así pudo acercarse hasta la vicepresidenta mientras ésta repartía saludos. Las autoridades investigan el aparente clamoroso fallo de los servicios de seguridad que no lograron descubrir e interceptar al tirador. Varios simpatizantes lograron reducirle después de que hubiera intentado disparar infructuosamente su pistola.

Arma cargada

Inmediatamente después del atentado frustrado, representantes del partido oficialista y de la oposición mostraron públicamente su rechazo en las redes sociales. El expresidente Mauricio Macri expresó en su perfil oficial de Twitter: «Mi repudio absoluto al ataque sufrido por Cristina Kirchner que afortunadamente no ha tenido consecuencias para la vicepresidenta. Este gravísimo hecho exige un inmediato y profundo esclarecimiento por parte de la justicia y las fuerzas de seguridad».

También el presidente argentino, Alberto Fernández, ha lamentado los hechos. Apenas ocurrió el episodio, el mandatario se comunicó por teléfono con la vicepresidenta de su Gobierno para darle su apoyo. A partir de ahora, se llevará a cabo una investigación que permita conocer más detalles y que analice los fallos en el sistema de seguridad.

Varios agentes vigilan el cordón policial establecido en el barrio de Recoleta donde vive la vicepresidenta / reuters

En la calle, miles de personas han hecho vigilia durante toda la noche ante el apartamento de la vicepresidente y desde las nueve de la mañana (14.00 horas en España) se suceden las manifestaciones sindicales y ciudadanas, cuyo colofón está previsto con una gran concentración general en la Plaza de Mayo de Buenos Aires. La jornada ha sido declarada no laborable para que los ciudadanos puedan expresar su rechazo a la violencia e incluso la Asociación del Fútbol Argentino ha suspendido todos los partidos programados este viernes. El presidente ha convocado por la tarde (nueve de la noche en España) una reunión en la Casa Rosada, sede del Gobierno, con los líderes sindicales, políticos, empresariales, sociales, religiosos y defensores de los derechos civiles del país para «construir un amplio consenso contra los discursos del odio y la violencia».

La condena internacional ha sido amplia. El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, ha llamado a rechazar la violencia política y el «odio» mientras Francisco I ha trasladado su «solidaridad y cercanía» a Kirchner. Por parte española, el presidente Pedro Sánchez ha manifestado «nuestra rotunda condena a este intento de magnicidio y el apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández y a todo el pueblo argentino». «¡La Patria Grande está contigo, compañera!», ha exclamado el máximo mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, en una declaración de solidaridad que se ha extendido entre otros presidentes y líderes políticos del arco americano.

Fraude de 1.000 millones

Kirchner, líder de la corriente de centro-izquierda del peronismo en Argentina, está acusada junto a otras doce personas de los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta agravadas, por supuestamente haber favorecido desde la presidencia al empresario Lázaro Báez con la atribución de licitaciones en la provincia de Santa Cruz (sur), su bastión político.

La vicepresidenta goza de fueros parlamentarios, que en caso de una condena la preservan de la prisión y de la inhabilitación. El juicio debe comenzar la semana próxima la etapa de alegatos de la defensa. Se estima que Kirchner podrá intervenir hacia finales de septiembre.

La Fiscalía calculó en unos 1.000 millones de dólares la suma que habría sido defraudada al Estado. Varias causas abiertas contra Kirchner por presuntos delitos ocurridos cuando fue presidenta han sido sobreseídas, pero aún enfrenta cinco procesos.