Despliegue policial tras aterrizar el helicóptero presidencial. / afp

El ELN y otros grupos criminales, sospechosos del ataque al presidente colombiano

Las investigaciones se centran en las organizaciones que se disputan en Cúcuta el control de rutas de narcotráfico y contrabando, para los cuales Duque es una figura incómoda

I. U.

Investigadores y miembros de los servicios de Inteligencia colombianos trabajan sin descanso desde la tarde del viernes para dar con los autores del ataque a tiros contra el helicóptero en el que viajaba el presidente, Iván Duque. Las pesquisas prosiguieron este domingo, con la incorporación de drones que ayudan a reconstruir los hechos ocurridos a 1,2 kilómetros de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Cúcuta, en la frontera con Venezuela. Según desveló el diario 'El Tiempo', las principales hipótesis en las que se trabaja apuntan a grupos criminales como el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Fuentes relacionadas con la investigación explicaron al rotativo que las sospechas se centran en las organizaciones que se disputan en Cúcuta el control de rutas de narcotráfico y contrabando, para los cuales Duque es una figura incómoda. «Al presidente lo quieren matar porque es amenaza para narcos y combate grupos armados», señaló el consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Giovanni Guarín, al diario 'El Nuevo Siglo'.

El ELN es una de las organizaciones más fuertes en la zona. Se estima que tiene unos 1.100 milicianos al otro lado de la frontera, en los Estados limítrofes venezolanos de Zulia, Táchira y Apure. A este grupo se le atribuyó el ataque con coche bomba del 16 de junio contra una instalación militar en Cúcuta que dejó 36 heridos.

Las otras dos líneas oficiales de investigación abiertas entorno al atentado contra el helicóptero presidencial apuntan al Frente 33 -disidentes de la extinta guerrilla de las FARC- y al grupo delictivo 'los Pelusos'.

Venezuela no

A pesar de que uno de los dos fusiles hallados en el lugar de los hechos pertenecería al Ejército de Caracas, los investigadores no parecen tener por ahora evidencias que señalen al régimen de Nicolás Maduro, tal y como avanzó 'El Tiempo'. No en vano, desde hace más de una década las armas de Venezuela están en proceso de recambio y preocupa el destino de muchas de ellas.

La violencia, por su parte, volvió a hacer acto de presencia este domingo en tierras colombianas con tres ataques ocurridos en zonas donde operan guerrillas y disidencias. Nueve personas perdieron la vida, cuatro de ellos policías, informaron las autoridades locales.