90 millones de la UE para reforzar fronteras en el norte de África

06/07/2018

La Comisión Europea (CE) anunció este viernes la aprobación de tres nuevos programas con los que se destinarán 90,5 millones de euros al norte de África para reforzar las fronteras y la protección de los inmigrantes, especialmente en Marruecos, Túnez y Libia.

Está es una de las primeras acciones de la Comisión Europea (CE) en línea con las conclusiones del Consejo Europeo (países miembros) de la semana pasada, en las que los líderes de los Estados se comprometieron a intensificar el apoyo a lo largo de la ruta del Mediterráneo Central.

Los nuevos programas bajo el Fondo Fiduciario de Emergencia de la UE para África "aumentarán la ayuda de la UE a los refugiados y los inmigrantes vulnerables de la zona y mejorarán la capacidad de los países socios para gestionar mejor sus fronteras", asegura la CE en un comunicado.

En esta línea, la alta representante para la Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini, señaló que "los nuevos programas anunciados este viernes intensificarán nuestra labor para gestionar los flujos migratorios de forma humana y sostenible, salvando y protegiendo las vidas de los refugiados e inmigrantes y brindándoles ayuda y luchando contra los traficantes de personas".

A través del programa regional de gestión de fronteras en la región del Magreb, la UE apoyará con 55 millones de euros los esfuerzos de las instituciones nacionales de Marruecos y Túnez para reducir la pérdida de vidas en el mar, mejorar la gestión de las fronteras marítimas y luchar contra los traficantes de la región.

En línea con la Estrategia Nacional de 2014 de Marruecos, la UE reforzará con un importe adicional de 6,5 millones de euros la ayuda a los inmigrantes vulnerables y a las organizaciones y asociaciones locales.

90 millones de la UE para reforzar fronteras en el norte de África

Asimismo, sobre la base de programas existentes, la UE destinará 29 millones de euros para mejorar la protección de los refugiados y los inmigrantes en Libia, concretamente en los puntos de desembarco, los centros de internamiento, las zonas desérticas remotas del sur y las ciudades.

Este programa se llevará a cabo en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El Fondo Fiduciario de Emergencia de la UE para África se creó en 2015 con el fin de mitigar las causas de la inmigración irregular y de los desplazamientos forzados.

El presupuesto asignado asciende a 3.430 millones de euros aportados por la UE, los Estados miembros de la UE y otros donantes.