Viera: "Trabajo mañana, tarde y noche"

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO

En el césped, con el readaptador, Jesús Suárez, y cumpliendo un estricto plan individualizado de recuperación. Y lejos del campo, en manos de los fisioterapeutas para mimar la zona afectada por la pequeña rotura fibrilar que padece. Viera trabaja «mañana, tarde y noche» para volver cuanto antes.

Jonathan Viera no se rinde y mantiene su carrera contra el calendario para poder jugar el próximo sábado frente al Málaga. Ausente la pasada jornada por lesión, el atacante insiste en recortar los plazos. Si el lunes limitó su actividad a realizar carreras sin calzarse las botas, ayer incrementó la carga de trabajo e, incluso, pudo tocar balón en ejercicios específicos. Siempre al margen del grupo, aunque a un ritmo alentador que alimenta sus esperanzas de llegar a tiempo.

«Estamos trabajando para acortar los plazos de recuperación y ya veremos la evolución de la semana. Aún no se sabe. Hay una microrrotura. Paré a tiempo, pero este tipo de lesiones son complicadas. Estamos en ello, trabajando mañana, tarde y noche para estar lo antes posible. Si no puedo jugar el sábado con el Málaga, esperaré al miércoles», indicó Viera al término de la sesión. No obstante, las sensaciones son buenas y, pese a las reticencias de Quique Setién a la hora de correr riesgos, Jonathan quiere probarse y tiene hasta el viernes para salir de dudas. Su objetivo inmediato es poder integrarse al grupo y trabajar en la misma dinámica que el resto de sus compañeros. Sería la mejor señal para que el entrenador estudiara si lo tiene o no en cuenta para el partido que viene.

Tal y como se preveía, Kevin-Prince Boateng ya es uno más en la actividad colectiva, pues ayer pudo ejercitarse con total normalidad. El centrocampista internacional ha superado la contusión en el peroné y, salvo contratiempo de última hora, recuperará su sitio en el once titular. Quien no lo tiene tan claro es el brasileño Michel Macedo, al margen en los primeros días de la semana. Macedo sufrió un golpe en el partido ante el Sevilla y, aunque se anunciaban complicaciones derivadas, lo cierto es que no ha podido superarlo hasta el momento y permanece en el gimnasio.