Borrar
Urgente Reabierto el tráfico entre Agaete y Gáldar tras un corrimiento de tierras
Una renovación sin liquidez

Una renovación sin liquidez

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La decepción barnizada de bochorno solapa un tema elemental: el ascenso era una necesidad vital para la Unión Deportiva. La entidad de Pío XII debe abordar un cambio de modelo inminente; lo estaba antes de clarificar su futuro, como refirió Miguel Ángel Ramírez nada más asumir que el equipo continuaría en Segunda División, con un plan preparado para Primera y otro si no ascendía.

Todo está supeditado, como siempre, al aspecto económico. El año será duro para la Unión Deportiva. Los ingresos que se hubieran recaudado con el salto después de 12 temporadas a Primera División hubieran salvado dificultades crematísticas en el club. Quedarse en la división de plata puede generar, inevitablemente, un retroceso en las ambiciones deportivas del club.

Hay que afrontar dos pagos violentos en plazos cercanos. Con el deseo de dar por concluido el proceso concursal abierto desde 2004 se aceleró un acuerdo con el expresidente Manuel García Navarro. Se reconoció al antiguo dirigente una deuda de 4,5 millones de euros. Si Las Palmas hubiera ascendido, se le abrían abonado automáticamente tres millones de euros. Como no se ha conseguido, el pacto alcanzado recoge que se le ingresarán 2,5 millones. El resto quedara amortizado mediante publicidad y palcos VIP durante los próximos diez años.

También hay que atender una deuda latente desde el traspaso de Gabriel Schürrer en el año 2000 con el Deportivo de La Coruña. Las Palmas también acordó un calendario de plazos, en tres cuotas, con la entidad gallega.

Este escenario era reconocido por el propio Miguel Ángel Ramírez recientemente. «Al presupuesto de la temporada que viene habrá que restarle 3,2 millones de euros de deuda de años anteriores, contando con el acuerdo de crédito con la CAM, más el millón de Manuel García Navarro y el millón y medio del Deportivo de la Coruña», dijo.

Inevitablemente, quién planifique la próxima temporada tendrá que contar con esas mermas presupuestarias. Todavía queda por clarificar cuál será la estructura de la comisión deportiva. Lo que está claro es que habrá una renovación profunda. El club anunciará la incorporación del hasta ahora director deportivo del Alcorcón Nicolás Rodríguez. Un hombre capaz con el cuadro alfarero de administrar con éxitos pocos recursos.

Hay que acometer la renovación de una plantilla que ha estado a un paso de ascender, pero en la que el rendimiento de muchos protagonistas ha sido irregular. Y ese paso parece que cambiará de manos.

La salida de Juanito y Branko Milovanovic parece más cercana que nunca. El asesor del presidente podría atender otro rumbo profesional, también ligado a Miguel Ángel Ramírez, pero fuera de la Unión Deportiva. El serbio, secretario técnico, acaba contrato y la intención del club es la de no prorrogarlo. Además, maneja la posibilidad de incorporarse a la comisión deportiva del AEK Atenas, equipo en el que ya militó como jugador.

Más críptico es el futuro de Toni Cruz. El director deportivo tiene, al margen de sus supuestas funciones relativas al primer equipo, otros frentes de trabajo como el CETUD o los campus dependientes de la entidad.

Eso sin duda traerá otro método de trabajo a la cúpula profesional deportiva. Fundamentalmente porque los ya de por sí austeros métodos de búsqueda de perfiles de futbolistas el club nunca paga por traspasos, habrá después de mucho tiempo otra persona con la tutela superior de la parcela.

Y, por supuesto, la figura del entrenador está por definir. Para Primera Divisón había otros planteamientos. Se valoraría si recompensar el trabajo de Josico y darle continuidad en el cargo. Pero en las entrañas de la entidad se valoraban nombres con prestigio como el de Pepe Mel.

Ahora, confirmada la continuidad en Segunda División, no se descarta del todo la posibilidad de que el propio Josico continúe como entrenador.

También se verá quien se hace cargo del filial. En los últimos días se ha dado por hecho que será Mingo Oramas, actual entrenador del juvenil. Sin embargo atrae el nombre de José Juan Almeida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios