Un congreso de móviles repleto de novedades y robotillos verdes

Del 28 de febrero al 1 de marzo se han dado cita en Barcelona las últimas novedades del mundo móvil. En el Mobile World Congress (MWC) se han presentado las tendencias de este mercado y los grandes de la telefonía se han posicionado sobre el futuro.

El mundo de los móviles mueve cada vez más millones y más personas. Según la GSMA, asociación que aglutina a más de 800 operadoras, los ingresos de 2011 en este sector fueron de 1.500 millones de dólares, empleando a 8 millones de personas. Con estas cifras no es de extrañar que el MWC, Mobile World Congress, fuese todo un éxito. Más 67.000 visitantes de 205 países y 1.500 empresas expositoras son las cifras facilitadas por la organización.

Los cuatro días que duró el congreso fueron un no parar de novedades. Las grandes marcas relacionadas con la telefonía móvil despliegan sus encantos en el MWC, sabiendo que los focos están puestos en Barcelona esos días. Presentaciones de móviles nuevos, firmas de acuerdos y conferencias de los ‘gurús’ son las actividades principales de esos días.

El gran ausente del MWC sin duda fue Apple. La compañía de la manzana, con gran protagonismo en el mundo móvil ganado a pulso con el iPhone y el iPad, decidió guardar sus novedades para el 7 de marzo, fecha en la que se cree que presentará su nuevo iPad en San Francisco.

Pero la ausencia de Apple no eclipsó la sonada vuelta de Nokia, el gigante finlandés que se ha mantenido unos años en barbecho para volver con fuerza al mundo de los smartphones. Tras el acuerdo firmado con Microsoft por el cual sus móviles llevan Windows Phone y después del éxito del Lumia, presenta el móvil con la cámara más potente del mercado, el Nokia 808 PureView, que se llevó el premio al mejor dispositivo del año. El objetivo es claro, competir con Android, el sistema operativo móvil más extendido en el mercado.

No en vano, Android fue el protagonista del congreso, ya no solo por lo animado de su stand lleno de robotillos verdes, sino por su penetración en el mundo móvil. Eric Schmidt, presidente de Google, dio una de las conferencias más sonadas del MWC, en las que declaró abiertamente que quería un Android en cada bolsillo y lo inútil de las leyes antipiratería, como la Ley SOPA.

Telefónica también fue protagonista de muchas novedades. Para empezar, su alianza con Mozilla en el proyecto B2G (Boot to Gecko), un sistema operativo para móvil basado en HTML5. También anunció el fin de las subvenciones a terminales. La inminente llegada del 4G también fue una de las novedades de la compañía.

Microsoft, por su parte, presentó la versión beta de Widows 8 y Windows Store.

El MWC estuvo cargado de teléfonos inteligentes e híbridos entre smartphones y tabletas. El dominio de las apps ya nadie lo discute. Y el futuro del mercado se define con las siglas SoLoMo, social, localización y móvil.