Spiderman en la capital grancanaria

Al parecer un chico esloveno que se dedica a la escalada libre de edificios por todo el mundo fue interceptado en la madrugada de este jueves al escalar un edificio en la calle Daoiz a la altura de la Avenida Mesa y López,  en Las Palmas de Gran Canaria. Trepó por la fachada del edificio y cuando empezaba a bajar la policía lo retuvo a la altura de la 15 planta del conocido edificio de Madera y Corcho. 

Allí lo aseguraron y lo bajaron hasta la cesta del coche escalera para posteriormente bajarlo. La Policía Nacional se lo llevó para abrirle diligencias para procecer a sancionarle administrativamente. El joven portaba varios spray de pintura por lo que se cree que tenía intención de hacer un graffiti. Carecía de cualquier tipo de medida de seguridad.

Actuaron Policía local de Las Palmas de Gran Canaria, bomberos de la capital grancanaria y agentes del cuerpo Nacional de Policía