Borrar
Soria pierde otra sentencia contra Rafael González Bravo de Laguna

Soria pierde otra sentencia contra Rafael González Bravo de Laguna

Canarias7.es

Domingo, 17 de julio 2011, 19:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Adiencia Provincial de Las Palmas ha desestimado el recurso de apelación contra el auto de archivo definitivo de la demanda interpuesta por el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, contra el empresario Rafael González Bravo de Laguna por un supuesto delito de falso testimonio en relación a sus declaraciones en el caso Isolux.

José Manuel Soria se querelló contra el empresario grancanario por falso testimonio, después de que éste declarara en un juicio que el presidente del PP le dijo en una fiesta privada, celebrada el 22 de agosto de 2003, que si la empresa Idagua, a la que Bravo de Laguna representaba, no retiraba el recurso contencioso administrativo contra la adjudicación del concurso de desalación a Isolux, no obtendría más obras en Canarias. El juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas procedió al archivo definitivo de la querella de José Manuel Soria contra Rafael González, defendido por la letrada Idoia Mendizabal, por auto de fecha 8 de noviembre de 2010, que ahora confirma en todos sus términos la Audiencia Provincial de Las Palmas. José Manuel Soria alegó ante la Audiencia un quebranto de la tutela judicial efectiva y argumentó para justificar la falsedad de las declaraciones del empresario que en las fechas en las que tuvo lugar la conversación, no se había producido la adjudicación del concurso de desalación de aguas a la empresa Isolux, al que concurría compitiendo con Idagua, empresa representada por Rafael González. Según el fallo de la Audiencia Provincial, cuando se produjo la conversación que niega el demandante, ya se conocía en toda la prensa de las Islas el fallo del concurso de adjudicación a Isolux y la intención del consorcio francés Bouyguess, accionista de Emalsa y socio de Idagua, de presentar un recurso ante los tribunales por sentirse lesionado en sus derechos en la adjudicación del Ayuntamiento capitalino gobernado por el Partido Popular. El fallo judicial, notificado ayer a las partes, confirma la inexistencia de los delitos de falso testimonio y falsedad en las declaraciones por parte de González Bravo de Laguna ya que, entre otras cuestiones y, al margen de que existiera la conversación negada por José Manuel Soria, se trata, según la Audiencia, de una cuestión de «mayor credibilidad» de González Bravo de Laguna, cuya declaración es definida por la magistrada como «coherente, sin contradicciones y sin ambigüedades, que hiciera pensar a esta juzgadora que existe un atisbo de incredibilidad». El fallo de la Audiencia Provincial insiste en que esa conversación se produjo en tono coloquial y que Bravo de Laguna no se sintió amenazado ni coaccionado, y que reúne los «tres requisitos de ausencia de incredibilidad subjetiva, verosimilitud y persistencia».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios