Fútbol: UD Las Palmas

Sin David García, Lemos tendrá su oportunidad en el Calderón

David García vio la quinta amarilla ante el Leganés por lo que no podrá estar a las órdenes de Setién en la visita de Las Palmas al Vicente Calderón. La exigente salida con la que la Unión Deportiva pretende cortar con su mala racha foránea se vuelve aún más complicada con la ausencia del capitán amarillo, pero le dará a Lemos la oportunidad de reivindicarse y de demostrar que sigue siendo aquel central que deslumbró en la segunda vuelta de la temporada pasada.

El central charrúa se ha visto relegado al banquillo. Primero, por el dudo estado físico con el que llegó a pretemporada tras las vacaciones -fue acusado de aparecer con varios kilos de más-, y después, por el alto nivel al que han estado  Bigas y David García este año, sus principales competidores por un puesto en la defensa amarilla.

Esta suplencia ha sorprendido más fuera que dentro de la Isla. Aquí, en el día a día, se ha comprendido la decisión de Setién por apostar por el de Maspalomas antes que por el uruguayo. El nivel, compromiso y liderazgo de David contrastan con la pasividad de un Lemos al que parecen haberle afectado demasiado los cantos de sirena que le llegaron desde Barcelona. El equipo culé trató la contratación del futbolista amarillo en verano, pero la operación no se llevó a cabo porque las cantidades que ofrecía el conjunto blaugrana no satisfacían a la entidad isleña.

Finalmente Lemos se quedó en la Unión Deportiva, pero su protagonismo ha sido residual. El jugador sudamericano ha sido titular solamente en tres partidos de los 14 que van de competición. En dos de ellos, Las Palmas hizo aguas en defensa y regresó a la Isla con un severo correctivo (4-1 en Anoeta ante la Real y 2-0 en el Villamarín contra el Betis), mientras que frente al Málaga, el zaguero cuajó una buena actuación junto a Bigas para dejar la portería a cero y hacerse con los tres puntos.

El sábado tendrá una nueva oportunidad para hacerse con un hueco al que ya se le daba por suyo a principios de curso. Aunque el reto será titánico. Quizás por eso, si cuajara una buena actuación ante los Griezmann, Gameiro, Carrasco y compañía, su reivindicación sería máxima y podría hacer replantear a Setién su rol en el equipo.

De lo que no cabe duda es que la recuperación de Lemos para la causa serían excelentes noticias para los intereses amarillos. La llegada del central en el mercado invernal del curso pasado coincidió con la recuperación de una UD que olía a Segunda. Su seguridad atrás y su aseada salida de balón ayudaron al resurgir de los de Setién para que continuasen un año más en la máxima categoría del fútbol español. Ahora le toca volver a ser ese jugador que encandiló para llevar a Las Palmas a luchar por cotas mayores. El sábado tiene una inmejorable oportunidad.