Roque: "Nunca bajé los brazos, siempre confié en mí"

Después de desaparecer de alineaciones y convocatorias, el centrocampista teldense volvió a ser protagonista en Las Palmas el pasado sábado marcando el segundo y definitivo tanto contra el Albacete. El canterano, que nunca olvidará su estreno goleador, confía en tener ahora continuidad

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

Estreno goleador contribuyendo a la victoria del equipo.

Sí, me equivoqué (risas). Estaba a gusto sobre el campo, disfrutando con lo que estaba haciendo y tuve una oportunidad y la aproveché. Además, supuso el triunfo del equipo, lo que le da más valor al gol. No olvidaré este día.

Un tanto con dedicatoria especial. ¿De quién se acordó?

De mi familia, de mi hijo, y de toda la gente que me ha apoyado todos estos años hasta alcanzar mi sueño de formar parte del primer equipo. Me dirigí en la celebración a una zona donde se ponen unos amigos de Telde, de La Garita, con una pancarta en el fondo Sur. Tuve un detalle con ellos porque siempre me han apoyado, en los momentos buenos, pero sobre todo en los malos.

¿Cuantas veces soñó con marcar en el Gran Canaria?

Muchas. Es especial porque mi primer gol oficial lo consigo en casa, con nuestra afición, con mi gente en la grada. Espero que sea el primero de muchos con la Unión Deportiva, y ojalá que sean en Primera División.

Le ha costado llegar, pero ahora obtiene la recompensa.

Nunca he bajado los brazos, siempre he creído en mí en los peores momentos. Cuando dejé de jugar en el primer equipo, cuando me cedieron o volví para jugar en el filial. Sabía que con trabajo y esfuerzo volvería a tener una oportunidad como esta.

Reivindica su figura después de haber perdido protagonismo, incluso en las convocatorias.

Por circunstancias me tocó salir del equipo, y es duro pero no me quedaba otra que seguir trabajando y esperar mi oportunidad. Me ha llegado y ahora espero poder tener continuidad. Aunque como siempre digo, aquí somos todos importantes, tanto los que juegan como los que no lo hacen y ayudan de otra forma.

Su gol y el de Hernán contradice la teórica dependencia a la puntería Araujo.

Sergio nos ha dado la vida de aquí para atrás, no podemos depender solo de sus goles y en eso ha hecho mucho hincapié el entrenador. Él seguirá marcando muchos tantos, pero es importante que otros, esta vez hemos sido Hernán y yo, también vean portería. Eso demuestra que somos un equipo fuerte y con muchos recursos.

La dinámica del equipo y la feroz competencia en el centro del campo ponen muy caro volver al equipo cuando se sale de las alineaciones. ¿Perdió la esperanza?

Lo importante es que el equipo está bien, que estamos arriba en la clasificación, por lo que los aspectos individuales no importan tanto. Por desgracia una lesión, como ha sido mi caso, o una tarjeta da una oportunidad a los que están fuera. Esta vez me ha tocado a mí, desafortunadamente por la lesión de Hernán, y la cosa ha salido bien. Todos estamos para competir por el bien común.

Ahora toca visitar al Girona, un rival directo. ¿Se ve en la alineación de Montilivi?

Va a ser un partidazo porque los dos equipos estamos muy bien. Ellos son la revelación de esta temporada, pero nosotros vamos con la intención de ganar allí como sea el sábado. Estamos capacitados para vencer a cualquier equipo. Lo hemos demostrado hasta ahora.

¿El balance hasta ahora es muy positivo? ¿Hay margen de mejora?

Todo está saliendo muy bien, sobre todo en casa. Tenemos que mejorar fuera y tener la misma regularidad que en la Isla.

Paco Herrera considera «claves» las dos próximas salidas a Girona y Valladolid. ¿Qué opina?

Sí, porque serán partidos en los que se definirá dónde queremos estar. Nos medimos a los dos primeros clasificados, dos equipos que pelearán por el ascenso directo. Si queremos estar arriba tenemos que intentar ganarles.