Fútbol: UD Las Palmas

Roque Mesa gana el 6º Premio CANARIAS7-Germán Dévora

07/05/2016

Roque Mesa es el ganador del 6 Premio CANARIAS7-Germán Dévora que este año estrena edición con la UD en Primera División, lo que añade pedigrí y prestigio a su convocatoria. Casi 2.000 aficionados votaron por el centrocampista teldense por delante de Willian José, Javi Varas, Pedro Bigas y Jonathan Viera, los otros candidatos a suceder a Hernán Santana en el palmarés de este galardón ya convertido en un clásico cada final de temporada.

Roque, orgulloso y feliz por el  reconocimiento de la afición, recibirá el motivo artístico exclusivo diseñado para la ocasión mañana, en los prolegómenos del encuentro frente al Athletic Club de Bilbao en el Gran Canaria (16.00 horas) y estará acompañado por su familia a la hora de recibir de manos de Germán, El Maestro.

"Para mí es un honor recibir el reconocimiento de toda nuestra afición y, seguro, será para mí un momento muy especial poder recibir este premio que lleva un nombre tan importante como el de Germán Dévora. Lo grabaré para siempre en mi memoria", expone emocionado el futbolista, quien admite que los dos últimos años vividos con la UD han sido "espectaculares".

"No puedo pedir más. La campaña pasada, ascenso a Primera. Y ahora, permanencia sin sufrimiento y disfrutando del fútbol. Me alegro por todos nuestro seguidores, por el club, por los compañeros, también por mí, que nunca lo he tenido fácil para estar donde estoy. Este premio es un colofón perfecto. Otros años ya me había fijado en el que lo ganaba y me hace mucha ilusión poder tenerlo", revela.

Roque dedica esta distinción a su familia ("que siempre ha estado apoyando al máximo, tanto en los momentos buenos como en los malos") y no renuncia a repetir en ediciones venideras. "Ojalá gane más y con la UD en Primera División. Si me dicen que tengo que firmarlo ya, ni lo dudo".

 

 

Al igual que la mayoría de los futbolistas de la UD, Roque ha superado con nota su condición de novato en la categoría. "Era el sueño por cumplir, defender la camiseta amarilla en los mejores estadios de España", suspira cuando echa la vista atrás. Y es que, como bien subraya cada vez que tiene ocasión, su camino hacia la cima ha estado sembrado de dificultades. Tras despuntar en el Telde y ser captado por el Levante para sus categorías inferiores con apenas quince años, su posterior regreso a Gran Canaria, ya superada la etapa juvenil, no tuvo el curso deseado, pues llegó a quedarse sin equipo y no cuajó su etapa en el Tenerife B y la cadena de filiales de la UD Las Palmas. "Recuerdo que no contaban conmigo y cuando salió la posibilidad de irme al Atlético Baleares fue la insistencia de Miguel Ángel Ramírez en que firmara dos años de contrato y me marchara cedido la que impidió que dejara la disciplina del club, pese a que ya había debutado en el primer equipo gracias a la confianza que puso en mí Juan Manuel Rodríguez en un partido ante el Celta de Vigo en Balaídos", evoca.

En efecto, el presidente de la UD tenía el pálpito de que en Roque había madera y, pasando por alto la desconfianza de los técnicos de entonces, le ató como valor de futuro. Roque superó todos los obstáculos, triunfó fuera, volvió a casa para doctorarse en el conjunto nodriza y dio el gran salto para quedarse. El curso pasado, con Paco Herrera en el banquillo, fue uno de los importantes y en el campeonato actual ha sido innegociable en el centro del campo. A su descomunal trabajo y eficiencia inagotable une carácter y personalidad, valores que han cautivado a la afición. En septiembre renovó su contrato hasta el año 2020.