ENTREVISTAS CON LOS CANDIDATOS A PRESIDENTE

Román Rodríguez: "NC nunca apoyará a ATI-CC"

17/05/2011

— ¿Por qué cree que deben votarle para presidente del Gobierno?
— Primero porque somos un partido canario, progresista, nacionalista que no se subordina ni a poderes de Madrid, ni a poderes de Tenerife, ni a sectores económicos minoritarios. Somos un partido autónomo, independiente, hecho a sí mismo, que tenemos en nuestra trayectoria experiencia en la gestión pública transparente y eficaz. También hemos demostrado firmeza absoluta en la defensa de los intereses generales. Nuestra oferta es para salir de esta crisis, para mejorar los servicios públicos, para mejorar la presencia de Canarias en el contexto español y para hacer posible una Canarias sin hegemonías. Sobre todo una Canarias con más empleo, con más servicios públicos y con más bienestar.


— Ya fue presidente de Canarias cuatro años. ¿Cómo sería ahora Román Rodríguez de presidente?

— Desde luego, sería un presidente que ejercería de verdad la defensa de los intereses de Canarias. En estos últimos años hemos sido los últimos en financiación autonómica, perdiendo más de 545 millones de euros anuales, y los últimos en financiación por habitante en los Presupuestos Generales del Estado, con más de 250 millones anuales por debajo de la media. Evidentemente, si fuera presidente exigiría el cumplimiento de estos parámetros de financiación por parte del Estado. Otra diferencia básica si gobernara NC sería que se gobernaría desde la igualdad y el equilibrio entre todas las islas. Lo que no es razonable es que se priorice el tren en una isla y se considere que no es necesario en Gran Canaria.


— El principal objetivo de sus dardos es siempre CC. ¿Responde a estrategia política o realmente Rivero lo ha hecho tan mal?
— Mal no, peor. En sanidad pasamos de estar muy por encima de la media hace una década a colocarnos en la región donde los usuarios dan la peor nota al sistema sanitario. Tenemos también el sistema educativo con más fracaso. Además, hay 20.000 personas con derecho a las prestaciones de la Ley de Dependencia que no la reciben por la incompetencia del Gobierno.


— CC asegura que gracias a sus dos votos en el Congreso han conseguido mucho para Canarias
— Todo lo contrario. No han logrado nada. Ahora mismo lo más importante es el empleo, y el empleo solo tiene una respuesta a corto plazo: más inversión pública para tirar de la demanda. Necesitamos por tanto aumentar las transferencias de capital desde el Estado hacia Canarias. Que nos den lo que es nuestro. Con este Gobierno, el de Rivero, se ha incrementado el desempleo en 202.000 personas, se han destruido 116.000 puestos de trabajo. Lo demás es propaganda.


— ¿El Plan Canarias también es propaganda?
— Éste es un Gobierno incapaz de defender nuestros intereses, y los dos diputados de CC sólo han servido para parar la reforma electoral y para aprobar una Ley de Aguas que no vale de nada. En las cosas importantes se han subordinado a los intereses de Zapatero. Nos han maltratado sin que CC haya tenido fuerza para defendernos.


— Cuando se fue de CC pronosticó que esa fuerza política desaparecería en años. Sin embargo, CC sigue gobernando en Canarias y las encuestas le vuelven a dar la victoria
— Siguen porque el poder reproduce poder y porque los aparatos de propaganda funcionan a la perfección. Son capaces de utilizar la televisión canaria solo al servicio del presidente. Esto solo lo hace Berlusconi. Han comprado voluntades. Amañan los concursos, como el de la TDT. Pero por mucha propaganda que hagan los datos son los datos: tenemos el paro más alto, el peor sistema sanitario, el mayor fracaso escolar...El resultado de este Gobierno es catastrófico para Canarias por muchas fotos que se haga Rivero corriendo maratones o en romerías.


— ¿Y cómo se combate esa supuesta propaganda?
— Diciéndole a la gente que no hay una maldición bíblica sobre Canarias. No tenemos que estar a la cola de todo lo bueno y a la cabeza de todo lo malo. Esto nos ocurre porque tenemos un Gobierno incompetente, el peor de la historia democrática y los datos son irrefutables. Solo destacamos en la propaganda.


— Las encuestas pronostican que NC entrará en el Parlamento pero no tendrá diputados suficientes para decidir el próximo Gobierno. ¿Qué papel jugarán en la Cámara?
— Si pudiéramos construir una nueva mayoría estaríamos en ella, pero una nueva mayoría para el empleo, para la defensa de los servicios públicos, para la unidad de las islas sin hegemonías y para defender Canarias ante el Estado. Sé que no es fácil, pero una nueva mayoría pasa por que los que han tenido el poder se vayan a la oposición.


— Ponga nombres y apellidos, ¿que se vaya a la oposición CC o CC-PP?
— Paulino Rivero es el responsable de la situación en la que se encuentra Canarias y por tanto no vamos, en ninguna de las hipótesis, a investir a Rivero presidente porque es el presidente del paro, de las listas de espera, del fracaso escolar y de la debilidad de Canarias ante el Estado. Es el presidente que ha deteriorado más las condiciones de vida de los canarios en los 30 años de democracia. Si hay posibilidades de apoyar una alternativa de Gobierno sin CC estaremos, y si no, estaremos en la oposición.


— ¿Cambiará el Parlamento con la irrupción de NC?
— Por supuesto. La entrada de NC revitalizará la Cámara. El día 23, sean los que sean los pactos, habrá más pluralismo. Aunque estemos en la oposición, nos van a oír. Los de siempre no van a estar tranquilos. Frente a cada desmán, tendrán una respuesta; frente a cada incompetencia, tendrán una alternativa; frente a cada sumisión a los poderes centrales del Estado, van a tener una respuesta contundente.


— ¿Para todos o para CC?

— Lo único que no haremos de ninguna manera es apoyar a ATI, porque sería ir contra nuestra naturaleza y apoyar al peor Gobierno de Canarias. Lo han manipulado todo. Berlusconi y Rivero se parecen.


— Cuando habla de posibilidades de Gobierno alternativas se refiere a una hipotética ruptura de CC, ¿de verdad cree que eso es posible?
— La primera hipótesis real de alianza es CC-PP, porque eso es lo que siempre ha ocurrido. Las dos derechas se entienden bien. La segunda hipótesis es CC-PSOE. Hay un amplio sector del PSOE dispuesto a gobernar con CC casi a cualquier precio. Allá ellos. Sostengo que esto va a servir para abaratar a CC el pacto con el PP. La tercera hipótesis, poco probable pero no descartable, sería que un sector de CC apostara por nuevas mayorías.


— ¿En qué sectores de CC ve esas posibilidades de ruptura?
— Hay sectores de CC en Tenerife descontentos de cómo se dirige este proyecto y de cómo se debilita. También en La Palma. De hecho lo han dicho en algunas entrevistas últimamente. No sé si darán el paso, pero sea como sea, nosotros seguiremos donde estamos: defendiendo un nacionalismo progresista y que hay otras formas de dirigir esta tierra.


— Oyéndolo, parece evidente que la unión del nacionalismo en Canarias sigue siendo imposible
— El principal obstáculo es el programa. Defendemos cosas totalmente diferentes. También nos separa que son unos tramposos y no respetan las reglas. Quienes provocaron la ruptura de manera predeterminada, los de la poda, no pueden estar porque ya nos engañaron una vez. El de la poda es, sin duda, Paulino Rivero.