Roberto Guerra: «En 2008, la ida fue clave para eliminarnos»

El enfrentamiento entre el Herbalife Gran Canaria y el Galatasary ya cuenta con antecedentes. En 2008, grancanarios y turcos se midieron en los octavos de final de la Copa ULEB donde los otomanos eliminaron a los claretianos. Roberto Guerra, exescolta del Granca, fue tesgido directo de ese cruce -además de Sitapha Savané-. «Me acuerdo que el pabellón de ellos no tiene nada que ver con el de ahora, que está hecho para un equipo de Euroliga. Aquel era muy pequeño, aunque los turcos son turcos y apretaban mucho.

Lamentablemente en el encuentro de ida lo hicimos muy mal y fue clave para que nos eliminaran. Ellos contaban con muchos anotadores exteriores de Estados Unidos y nos hicieron mucho daño», rememoró el grancanario.

Con la experiencia como baza, Guerra habló de la importancia de llegar vivos a la vuelta. «Ellos van a poner toda la carne en el asador, como se suele decir. Son un equipo muy fuerte en casa, de hecho lo han ganado casi todo allí. Cuentan con un base muy bueno, McCollum, que es un grandísimo anotador. Pero ya en las últimas eliminatorias el Granca ha estado muy bien, porque no ha ido pensando en sacar un buen resultado para la vuelta, sino que ha tratado de dejar prácticamente encarrilados los emparejamientos. Aunque veo muy igualado este cruce, pero soy muy optimista y creo que se podrá resolver en la vuelta en el Gran Canaria Arena», aseguró el isleño.

Además, Roberto Guerra recalcó el gran estado de forma de los de Reneses. «El equipo ha ido ganando regularidad y está en una línea ascendente. Tras el papel que hicieron en la Copa del Rey la confianza se ha elevado y están jugando en todas las pistas con gran descaro y desparpajo», dijo el exjugador claretiano, quien valoró la posibilidad de llegar a otra final. «Sería un grandísimo logro. Para todo el mundo es una gran promoción».