PSOE y UPyD rectifican su voto sobre los vuelos en clase turista

EFE

PSOE y UPyD han rectificado hoy su voto sobre la propuesta rechazada ayer por el Parlamento Europeo (PE) de obligar a los eurodiputados a volar en clase turista, aunque tanto UPyD como el PP han criticado la propuesta al considerarla engañosa y considerar que escondía otros fines más allá del ahorro. De hecho, estas dos formaciones han calificado hoy de demagógica y electoralista la iniciativa -que no tiene carácter vinculante- si bien el eurodiputado de UPyD, Francisco Sosa Wagner, ha rectificado su voto tal y como ha hecho también la delegación socialista española. La enmienda, introducida en un informe presupuestario por un grupo de partidos de izquierda, proponía que los eurodiputados tengan que utilizar, como norma, la clase turista para vuelos de menos de cuatro horas. La negativa a apoyar esta enmienda de ahorro por parte de la mayoría de los diputados había provocado un aluvión de críticas en las redes sociales. Sosa Wagner ha indicado en un comunicado que ha pedido cambiar su voto de negativo a abstención, si bien ha añadido que los billetes de avión son "un instrumento de trabajo". "Si en el ánimo de los enmendantes hubiese estado el ahorro, y no la demagogia, la enmienda habría pedido a la mesa que diese instrucciones al Bureau de viajes del Parlamento para que negociase con las líneas aéreas tarifas especiales para los diputados y funcionarios que tuviesen total flexibilidad y menor coste", ha señalado el parlamentario de UPyD. La decisión de Sosa Wagner llegó junto a la de los eurodiputados del PSOE, quienes han terminado por abstenerse tras votar ayer en contra. Finalmente no han dado su apoyo a la enmienda por "coherencia", según afirmó el líder de los socialistas españoles en el PE, Juan Fernando López Aguilar. López Aguilar destacó que todos los eurodiputados y funcionarios del PE se rigen por el mismo sistema de desplazamientos, que gestiona una agencia de viajes propia del PE, y que contrata vuelos en primera clase porque los eurodiputados necesitan "flexibilidad" para "cambiar los vuelos y enlaces que se retrasan o se pierden". "Para venir al pleno de Estrasburgo, por ejemplo, la mayoría de eurodiputados tenemos que tomar varios vuelos porque no hay directos desde casi ningún lugar de los Veintisiete", apuntó. Por su parte, el líder de PP en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, ha anunciado hoy que su formación no tiene intención de cambiar su voto -todos los diputados populares se mostraron en contra salvo la parlamentaria balear Rosa Estarás- a "una enmienda extemporánea", presentada por "un eurodiputado comunista portugués que está pensando en los resultados electorales" de su país. "Nuestro grupo es un grupo serio, que tomará decisiones cuando esté el presupuesto delante de nosotros", añadió el eurodiputado español, quien dijo que la delegación española del PPE "estará a la cabeza de la máxima austeridad". Los únicos eurodiputados españoles que ayer votaron a favor de la introducción de la enmienda que apostaba por "apretarse el cinturón" en los desplazamientos en avión fueron Ramon Tremosa (CiU), Oriol Junqueras (ERC), Raul Romeva (ICV) y la mencionada Estarás (PP), y se abstuvieron desde un principio María Badia (PSC) e Izaskun Bilbao (PNV).