Pérez tendrá que pugnar con Franquis para ir al congreso

B. Hernández
B. HERNÁNDEZ

El secretario general del PSC, José Miguel Pérez, no ha descartado presentarse a las generales por Las Palmas. Además, ha decidido agotar el mandato al frente de la organización. Con estos dos datos, no falta quien ve una «estrategia» del líder para hacerse con el número uno de la lista, en detrimento del diputado, Sebastián Franquis.

El parlamentario por Las Palmas y dirigente de la Agrupación Socialista de Las Palmas, Sebastián Franquis, «sólo hablará de listas cuando se disuelvan las cámaras», una circunstancia que de momento solo tiene fechas estimativas, ya que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, aún no ha fijado el día de las elecciones generales.

Por su parte, el secretario general del Partido Socialista Canario (PSC), José Miguel Pérez, apuntó esta misma semana que aún no ha decidido si concurrirá al Congreso. Además, cerró toda posibilidad de adelantar el congreso regional para ceder el liderazgo de la formación política con el argumento de que los plazos no son suficientes para la organización de los dos procesos.

Así las cosas, los primeros análisis que se han hecho en el PSC pasan por indicar que la decisión de Pérez tiene como finalidad controlar la designación de los miembros de la candidatura por Las Palmas.

La elección de las listas provinciales para las elecciones generales no conlleva un proceso de primarias. En este caso, las agrupaciones locales hacen sus propuestas a la ejecutiva regional y este órgano ordena esas propuestas. Así, comenta un dirigente socialista, Pérez podría utilizar la dirección del PSC como «trampolín de la operación», aunque ésta debe ser ratificada por el comité regional, donde entrarían en juego las «difíciles alianzas», ya que el secretario general no tendría una mayoría asegurada en este cónclave.

En cambio, Sebastián Franquis «tendría más posibilidades» en este escenario, porque se mueve mejor en las negociaciones orgánicas y, sobre todo, porque la posición de Pérez en el PSC en este momento es muy débil. En cualquier caso, distintas fuentes apuntan al respecto que «dependerá mucho de la posición que adopte la vicepresidenta, Patricia Hernández, que en la práctica, tiene el partido detrás».