Pastor musica a 14 poetas canarios

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

Hace nueve años, Luis Pastor fraguó un disco con José Antonio Ramos. Tristemente, la muerte del timplista truncó este proyecto en el que el cantautor extremeño musicaba los poemas de catorce autores canarios. El próximo lunes, Pastor y Toñín Corujo interpretarán en Madrid estos temas.

Las canciones de Estos mares llevan nueve años en un cajón. El próximo 25 de abril, en el Centro Cultural Lope de Vega, saldrán a la luz en un concierto insólito. «Seremos dos bravos en el escenario porque las interpretaremos sin haberlas grabado», explica Luis Pastor, el principal artífice de este proyecto que cuenta con la complicidad del timplista conejero Toñín Corujo.

Ese día ambos harán que los versos de 14 autores canarios vuelen en busca del público vallecano. Todos ellos son poemas que se han revelado al cantautor extremeño en forma de música. «Es la misma poesía la que me dice que tiene la melodía. La música no es algo que vas a superponer, está dentro», comenta el trovador que lleva musicando los versos propios y ajenos desde los años 70. «Desde la lectura pausada del poema, al doblar la página, ya sabes si puede ser una canción. Es algo mágico e instantáneo. Vas a pecho descubierto, la música fluye y sale de arriba a abajo», explica el cantautor. Pero, para que el milagro ocurra, el compositor tiene que vibrar con la poética, las imágenes y la fuerza de la palabra. «Cuando uno musica un poema, ha sentido que parte de su alma, sus emociones y sus sentimientos están ahí», añade Pastor al que le ocurrió esto con los versos de catorce poetas canarios, entre ellos, Lázaro Santana, Rafael Arozarena, Juan Ismael González, Félix Casanova de Ayala, Fernando González, Pedro García Cabrera, Pedro Guerra Cabrera, Agustín Millares Sall, Josefina de la Torre, Pedro Lezcano, Pilar Lojendio o Emeterio Gutiérrez Albelo.

Plásticidad. «Las letras de Estos mares son exageradamente bonitas», cuenta Pastor sobre el disco que prevé grabar en verano con la producción de Toñín Corujo y músicos invitados canarios y de otras latitudes, como María del Mar Bonet.

El poema de Félix Casanova Estos mares da título al proyecto que incluye el Vals de Emeterio Gutiérrez Albelo, donde el mar baila con un traje de lentejuelas; el soneto Tus labios, de Pedro Lezcano, o el arrebatado poema amoroso Ansia de mar, de Rafael Arozarena. «Es la más bonita canción de amor», resalta Pastor, que desea seguir en los escenarios por muchos años para «disfrutar viendo unos ojos atravesados por una metáfora o un poema».