Negociaciones para que vuelva Branko Milovanovic

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO

Branko Milovanovic está a punto de oficializar su vuelta a la UD. «Llevo dos meses trabajando para el club en la zona de Europa del Este, pero tengo todavía que hablar cosas con el presidente», reconoció ayer el ejecutivo serbio, que vio el partido ante el Málaga en el palco de autoridades y tiene prevista una reunión mañana en las oficinas del estadio con Miguel Ángel Ramírez.

Milovanovic terminó hace unos meses su vinculación como director deportivo del AEK de Atenas, club en el que vio respaldada su labor como director deportivo con la consecución de varios títulos. Recientemente se le ha relacionado con equipos rusos y griegos, si bien él aclara que ahora le seduce la propuesta recibida por la entidad amarilla y la privilegia por encima de todas.

«La UD siempre ha estado presente en mí. Los dos años que pasé aquí me dejaron muy buenos recuerdos, aunque no logramos el ascenso a Primera. Siempre he tenido mucho cariño por estos colores y, pese a la distancia, seguí siempre los partidos, me alegré muchísimo con el regreso a la máxima categoría y he mantenido el contacto con gente de la directiva», abundó.

De hecho, anoche fue calurosamente recibido por Tonono, director de Formación y Captación, entre otros dirigentes.

Su conocimiento del mercado internacional así como los contactos que tiene son el mejor aval que presenta para retornar, tras su etapa como secretario técnico en la que, bajo la supervisión de Juanito durante las temporadas 2012-13 y 2013-14, no tuvo excesiva suerte en su apuesta por fichajes como los delanteros Pando, Délev o Chrisantus, además de tener una abrupa despedida tras el encuentro frente al Córdoba en el que se esfumó, de manera trágica, un ascenso que ya se festejaba por anticipado.

El posible retorno de Milovanovic se enmarca dentro de la política de internacionalizar el organigrama técnico que Toni Cruz y Luis Helguera están diseñando. «Nuestro mercado es el mundo», ha dicho el secretario técnico actual, quien quiere presencia en los cinco continentes. Recientemente trascendió que Miguel Ángel Brindisi se encarga de controlar Argentina y Uruguay, principalmente, en Sudamérica.

Además, Javier Vidales supervisa Venezuela, país en el que la UD ya ha pescado gangas históricas (Rondón) y del que se sigue surtiendo para el filial (Rolando Peña). El escenario africano corre a cargo de Tonono, quien tira de su experiencia en Camerún y, ahora, con la irrupción de Milovanovic, el cuadro de colaboradores en el scouting mundial podría verse reforzado en la Europa del Este.