MSC inicia la reforma de OPCSA para atender a megabuques

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

La naviera MSC, una vez convertida en la accionista mayoritaria de OPCSA, comienza a dar pasos para reformar la terminal y adaptarse a las nuevas exigencias del tráfico internacional. La naviera planea recrecer dos de sus grúas y adquirir dos más, de grandes dimensiones, para atender los megabuques que llegarán a La Luz en 2016.

La naviera MSC prevé invertir en torno a 20 millones de euros en el puerto de La Luz, en la reforma y adquisición de nuevas grúas destinadas a atender a los grandes portacontenedores que entrarán en funcionamiento el próximo año y que tienen una capacidad de unos 14.000 teus, más del doble que los actuales.

Las ocho grúas que tiene actualmente OPCSA -terminal que MSC controla desde hace poco más de un mes tras adquirir el 25% que estaba en manos del empresario Javier Esquivel- no están preparadas para atender ese nuevo tráfico que comenzará a operar una vez que se abra la ampliación del Canal de Panamá, prevista en abril de 2016.

Fuentes cercanas aseguran que el plan de inversiones que maneja MSC pasa por el recrecido en diez metros de dos de sus grúas, hasta acercarse casi a los 50 metros. También prevé comprar dos grúas Superpost-Panamax, para lo que ya ha solicitado información a la firma Paceco España, especializada en el sector. Su idea es sustituir dos de las viejas por las dos nuevas y mantener ocho grúas: cuatro adaptadas a los nuevos barcos que empezarán a operar y cuatro para el tráfico actual.

OPCSA, con capacidad para tres millones de teus, no precisa de mayores reformas para poder atender a los megabuques. El calado actual es suficiente, al igual que su capacidad.

Las navieras del mundo se han lanzado a poner en funcionamiento los buques Post-Panamax, de dimensiones y capacidades que duplican la de los actuales barcos, como forma de reducir sus costes. MSC en concreto prevé introducir 40 megabuques en 2016 para operar en las rutas del este con el fin de que puedan tocar otras líneas, entre ellas Las Palmas. Desde hace poco más de un mes OPCSA maneja el 55% de la terminal mientras que el 45% restante está en manos de Noatum Ports (JP Morgan).