McDonald's investiga un posible plagio en el este de Ucrania

29/04/2016
ETIQUETAS:

La empresa de comida rápida McDonald's ha informado que sus abogados están investigando a un grupo de empresarios que empezaron a vender hamburguesas similares a las de la marca en un restaurante que cerraron hace dos años en Lugansk, la ciudad situada en la zona separatista del este.

La compañía ha informado de que se retiraron de Lugansk en mayo de 2014 por razones de seguridad, después de que los insurgentes prorrusos se levantaran contra el Gobierno de Kiev y declararan la independencia de manera unilateral.

Desde entonces, el restaurante ha sido ocupado de manera ilegal, y según muestran unas fotos que un testigo ha mandado a Reuters este viernes, en el local se están vendiendo unas patatas y hamburguesas que se asemejan a las que vende la franquicia en el resto del mundo.

Aun así, todo lo referente a la marca, como el logo y los colores, ha sido eliminado del local. A las afueras del edificio, el signo de McDonald's ha sido parcialmente dañado y solo queda "Mc", y la bandera roja y azul de la autoproclamada República Popular de Lugansk  ondea en el tejado.

"Nuestros abogados están trabajando en este asunto", ha declarado una portavoz de McDonald's en Ucrania.

La región que rodea Lugansk y la ciudad vecina de Donetsk están técnicamente bajo la administración de Kiev, aunque están gobernadas por administraciones separatistas que no gozan de reconocimiento internacional.

Estados Unidos y la Unión Europea han establecido sanciones a muchos de los líderes separatistas y su apoyo ruso, alegando que se han apropiado del territorio de manera ilegal. A esto, los separatistas y Moscú responden que han tenido que actuar de esta forma para proteger sus regiones de la persecución llevada a cabo por Kiev.

El estado incierto de la región dificulta la aplicación de los derechos de propiedad consagrados en el Derecho Internacional.

Aunque este viernes no hubo indicios de que se estuviera usando la identidad corporativa de McDonald's, la portavoz de la compañía en Ucrania ha asegurado que: "El uso ilegal de marcas comerciales, nombres, imágenes y productos que pertenecen a McDonald's es una violación de los derechos de propiedad intelectual".

Un portavoz del departamento legal del Ministerio de Comercio separatista en Lugansk ha declarado que no sabían nada del asunto y que no se han tomado medidas