Más hambre y menos alimentos

En la asociación Kairós dan de comer cada mes a 1.600 personas en Tenerife, pero están al límite. Esta semana han organizado una campaña de recogida de alimentos porque cada vez son más los que se acercan a buscar comida y ya no dan abasto. Como ellos, cientos de organizaciones ven como casi a diario aumenta el número de personas que buscan ayuda.

Rosa Rodríguez
ROSA RODRÍGUEZ

La memoria que cada año presenta Cáritas Diocesana suele tener el efecto de un termómetro social. La del año pasado arroja datos estremecedores, en tanto que apunta a que un 31% de la población canaria está por debajo del umbral de la pobreza y el 40% de las familias que necesitaron atención por parte de Cáritas Diocesana en 2011 son víctimas directas o indirectas de la gestión política de la crisis.

Cuando hace varios meses Cáritas de Tenerife y de Las Palmas presentaron sus respectivas memorias anuales los datos casi doblaban a los de 2010. En 2011, atendió en las islas a 19.975 familias, 11.558 en la Diócesis de Canarias y 8.417 en la Diócesis Nivariense. Además, más de 55.500 personas recibieron algún tipo de ayuda de Cáritas, principalmente relacionadas con la alimentación, la vivienda, la formación y el empleo.

El Ministerio de Agricultura eleva a 92.688 personas el número de beneficiarios de los alimentos procedentes de excedentes que este año el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) repartirá en Canarias a través de los bancos de alimentos y las entidades benéficas con las que estos colaboran.