Malpaís muestra su repertorio este domingo en Teror

CANARIAS7.ES

Tras reunirse para poner sonido a la inauguración del Teatro Guiniguada de la capital grancanaria tras su tortuosa y larga rehabilitación, los músicos canarios Domingo Rodríguez El Colorao, Carlos Oramas, Germán Arias y Germán López decidieron poner nombre a aquella suerte de dichoso encuentro. Malpaís fue el nombre escogido para definir la amalgama magmática de estilos y personalidades que se conjuga en este grupo que otorga a la música popular de Canarias nuevos aires aprovechando las corrientes de fusión que desde hace ya unos años imperan en el más innovador panorama del nuevo folclore que se concibe en estas islas atlánticas. El domingo, día 22 de abril, Malpaís ofrece un único concierto en el Auditorio de Teror que dará comienzo a las 19:00 horas.

Los cuatro músicos son de sobra conocidos en la escena de Canarias. Todos ellos poseen una sólida carrera profesional y han colaborado en innumerables producciones y espectáculos. En común mantienen ese interés por la fusión y la experimentación en los movedizos territorios en los que se han venido desenvolviendo y desarrollando los aires populares y folclóricos de Canarias en la última década, al amparo de proyectos que posiblemente tuvieron su punto de arranque en la experiencia de Taburiente y transitaron más tarde impulsados por grabaciones como la de Artenara pero, sobre todo, gracias a la visionaria proyección que del timple y su reinvención formuló José Antonio Ramos.

Coloraturas musicales diversas.

El repertorio de Malpaís está integrado básicamente por composiciones de cada uno de los miembros del cuarteto que, una vez revisadas y tratadas desde un punto de vista común, son dotadas de una nueva identidad sonora gracias a la virtuosa interpretación de cada músico, así como de sus particulares aportaciones como arreglistas y productores. La tradición secular del folclore más puro en el que creció en Fuerteventura El Colorao, se complementa con el desinhibido atrevimiento de Germán López, la savia nueva del timple que bebió de las fuentes de su maestro JAR; el rigor y la pauta de la música de cámara amparada en la sólida formación académica de Carlos Oramas, se proyecta igualmente con el espíritu más ecléctico del fliscornio y la trompa de otro Germán Arias en este caso-, un todoterreno curtido en contextos y ambientes más urbanos cercanos a las estéticas del jazz o el rock.

Dicho de otra manera, Malpaís es la reunión de cuatro músicos que ofrecen en cada uno de sus conciertos en directo un espectáculo original cargado de emoción, un viaje de ida y vuelta que reformula nuestra música popular y que deja entrever los pegadizos matices sonoros que constituye su base y fundamento folclórico, precisamente para demostrarnos que cuando se encadena el talento es posible articular proyectos solventes y exportables con sello de calidad desde Canarias. Con un repertorio brillante, fresco e inquieto, que tanto llega al público de siempre como a las generaciones más jóvenes, el cuarteto funciona como una caja de resonancia donde se citan la proyección quimérica de las Islas, la música tradicional, la fantasía y la luminosidad de la innovación, la fusión coherente sin vanidosos alardes rupturistas, el fraseo sincopado y las armonías nítidas desarrolladas por cuatro destacados músicos que siguen en activo inmersos en esa arriesgada cocción emocional que es vivir de la música en los vulnerables tiempos de corren.

Los cuatro de Malpaís.

Oramas es uno de los más brillantes guitarristas canarios de la actualidad. Profesor del Conservatorio de Música de Canarias, solista en algunas ocasiones de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Luxemburgo y de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria con la que ha actuado en los más importantes auditorios de Europa, productor de discos y colaborador en espectáculos para formaciones como Mestisay o Mariví Cabo, entre otros, al músico se le conoce por su generosa entrega y espíritu de cooperación con otros compañeros de profesión.

Germán López es uno de los más destacados y sólidos valores del timple. Después de su sorprendente debut con Timplíssimo, el timplista ha proseguido demostrando con una nueva entrega denominada Silencio roto y como estima el crítico José Orive-, su exquisitez creativa y su madurez instrumental y técnica que va aquilatando su personal visión de la música de raíz canaria en un contexto globalizado de mestizajes.

Domingo Rodríguez El Colorao es uno de los más importantes, respetados y reconocidos instrumentistas del folclore canario. Tras estudiar guitarra clásica en París y Madrid, regresa en la década de los noventa a las islas, decantándose por el timple como su instrumento natural. Durante veinte años se ha convertido en todo un referente en las islas de este instrumento, y junto a Totoyo Millares, Benito Cabrera y José Antonio Ramos, lo lleva a la más clara actualidad y a su reconocimiento por parte del gran público isleño. Ha editado tres discos El timple, Timpliando y Aulaga- y su virtuosismo le ha colocado a la cabeza de los músicos canarios, reconociéndosele ya su innegable aportación a la historia de la música de tradicional de Canarias.

Finalmente, Germán Arias es protagonista de una destacada trayectoria profesional en las islas desde hace 25 años. Ha compuesto, tocado y sido miembro de formaciones de diferente índole, destacando entre todas ellas el grupo Artenara, con quien cosechó un éxito sin precedentes en las islas, y cuyas canciones -en su mayoría compuestas por Arias- pasaron a formar parte de la historia y el legado musical popular de las islas. Arias compone para publicidad, sintonías y series de televisión, teatro y para algunos de los eventos mas importantes, además de producir algunos de los trabajos más relevantes que se han celebrado en Canarias.