Los trabajadores canarios se manifiestan como preludio de una posible huelga general

01/05/2013

Varios miles de trabajadores canarios se han manifestado este miércoles en todas las islas con motivo del 1 de mayo por el empleo y los derechos sociales, en una jornada que puede ser el preludio de una próxima huelga general en Canarias, la primera convocada de manera independiente en el archipiélago.

Las manifestaciones fueron convocadas de forma unitaria por los principales sindicatos de las islas, entre ellos CCOO, UGT, Intersindical Canaria, USO, SOC, Co.bas y STAP

En Las Palmas de Gran Canaria, donde unas 3.000 personas han salido a la calle, la manifestación ha estado encabezada por los secretarios generales de CCOO y UGT de las islas, Juan Jesús Arteaga y Gustavo Santana.

En Santa Cruz de Tenerife, la manifestación ha reunido a 6.000 personas según los convocantes y a 2.500 de acuerdo con los cálculos de la Policía Nacional.

El secretario general de UGT en Canarias, Gustavo Santana, ha indicado que si "no hay ningún gesto real" de los agentes económicos y sociales para revertir la situación actual, los sindicatos estudian una convocatoria de huelga general en el archipiélago.

Santana ha dicho que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, asegura que "no puede hacer otra cosa" más que aplicar las políticas y los recortes que el Estado le impone, pero las organizaciones sindicales consideran que puede hacer más, por lo que no van a cejar en su lucha.

El secretario general de UGT ha destacado que el próximo 7 de julio muchos convenios colectivos pueden decaer y perder su vigencia como consecuencia de la reforma laboral.

El secretario general de CCOO en Canarias, Juan Jesús Arteaga, ha manifestado que la sociedad canaria vive "momentos excepcionales que requieren respuestas excepcionales".

A su juicio, la situación social se deteriora cada día más, razón por la que los sindicatos se plantean por primera vez una huelga general en Canarias al margen del resto del Estado si no se producen cambios significativos tanto en las políticas del Gobierno como en la negociación colectiva.

La falta de negociación puede hacer que más de 200 convenios colectivos de Canarias "queden en nada a partir del 7 de julio", ha indicado Arteaga, por lo que esta jornada del 1 de mayo es el inicio de varias movilizaciones en defensa del empleo, de los derechos sociales y laborales y de las prestaciones públicas.

A su juicio, no hay que resignarse y ha destacado que la paciencia que pide el Gobierno "no da de comer", por lo que hace falta movilizarse.

Arteaga ha indicado que el Estado tiene mucha responsabilidad sobre la situación actual, pero el Gobierno de Canarias también y debe asumir su parte.

El secretario de Comunicación de Intersindical Canaria, Jaime Bethencourt, que ha participado en la manifestación de Santa Cruz de Tenerife, ha dicho que este Primero de mayo es un muro de contención frente a las agresiones de los Gobiernos español y canario contra los trabajadores.

"Estamos dispuestos a cerrar filas independientemente de las distancias ideológicas y estratégicas respecto a CCOO y UGT", ha afirmado Bethencourt, porque "los momentos son excepcionales".

Ha defendido la convocatoria de una huelga general en Canarias, pero ha advertido de que hay que revertir primero la desmovilización social que se percibe.

El secretario general de USO Canarias, José Ramón Rodríguez, ha considerado que la unidad sindical es imprescindible para luchar contra las políticas de los gobiernos de España y de Canarias, que aplican la misma "austeridad miserable" que deterioran las condiciones económicas de la población.

En la manifestación de Santa Cruz de Tenerife han participado representantes de algunos partidos políticos, especialmente de Sí se puede, que acudió con pancarta propia, y también han estado algunos militantes y cargos públicos del PSOE, entre ellos el senador y vicepresidente del Cabildo Aurelio Abreu.