López Aguilar sólo será para Canarias

A José Luis Rodríguez Zapatero se le llenó la boca de halagos en el mitín de ayer en el Auditorio Alfredo Kraus, "es un ministro honesto, cabal y brillante", además de guapo como gritaban más de una fémina presente. Y así quiere que sea el Gobierno que salga en 2007, "cabal, honesto y en el que se anteponga a la gente", señaló Zapatero.

El público entregado se quedó sin el anuncio, sin la frase esperada, Juan Fernando López Aguilar no dijo «soy el candidato» en la ausencia del secretario general de los socialistas canarios, Juan Carlos Alemán. Sólo dijo que «los órganos del partido decidirían después del verano».

Zapatero reconoció que sólo permitiría la marcha de López Aguilar de su gabinete si era para ser candidato en Canarias. Y señaló que « yo sé que candidato no quieren ni CC ni PP» porque como añadiría el ministro de Justicia, «tienen mucho miedo y nervios». López Aguilar animó a todos a «arrimar el hombro y hacer sacrificios».

Zapatero abogó por un Gobierno autonómico más limpio y sin corrupción y se mostró convencido de que el futuro de Canarias estaba en manos del PSOE. Juan Fernando López Aguilar subrayó la necesidad de «oxigenar la política canaria, devolver el prestigio a las instituciones y sanear los múltiples espacios oscuros».

De igual manera se expresó el secretario de Organización del PSOE, Francisco Hernández Spínola. El también portavoz parlamentario señaló que «Coalición Canaria tiene un proyecto agotado y sin ilusión» debido sobre todo al tiempo que lleva gobernando. Mejor no le va al Partido Popular canario que según Spínola «tiene la visión más intrasigente y derechista de España y en el que, además, gobierna la corrupción», como ejemplos el caso Faycán y el Eólico.

El líder de los socialistas grancanarios, José Miguel Pérez, también se mostró crítico con el líder del PP en Canarias del que señaló que «encabeza el lastre de la corrupción» que asola Canarias.

Elecciones

Ayer se dio un pistoletazo de salida a las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Los socialistas se ven como alternativa y han empezado a poner nombre a todas las iniciativas sociales que salen en los Presupuestos regionales de 2006 y que «salieron adelante gracias a que impusimos nuestro sello en ellos», afirmó Spínola. También hubo espacio para una reforma del Estatuto que «está dentro de la Constitución y que se aprobará en septiembre», aunque pidió a Zapatero que en el trámite parlamentario «quede preservada la esencia del texto». Spínola lamentó que el Estatuto no tuviera todo el consenso deseado pero señaló que «no se puede llegar a acuerdos con partidos que no tienen autonomía si no que siguen instrucciones de Madrid».

Spínola también tuvo peticiones para el Régimen Económico y Fiscal canario (REF). « Necesitamos que se apruebe la prórroga del REF y los incentivos fiscales antes del uno de enero de 2007», insistió Spínola. El portavoz parlamentario subrayó que, aunque sabía que el Gobierno español estaba trabajando en ello, «le pedimos un impulso político para que se materialice cuanto antes».

Zapatero reiteró su cariño por Canarias e insistió en su situación geoestratégica como puente entre África y América, dejando claro que el Archipiélago es el principal objetivo del Partido Socialista.