Lobera descubre alternativas

El club aplaude en público la reconsideración de Sergio Lobera y su modificación del sistema. Inducido o no, la verdad concluyente es que las nuevas alternativas aparecen como revelaciones ante el técnico, que testó con éxito las distintas posibilidades ofensivas de las que dispone en la plantilla.

David Ojeda
DAVID OJEDA

El primer detalle se originó en la aparición de dos referencias juntos en la vanguardia. Javi Guerrero, un hombre de peso en el club, ganó la titularidad por primera vez en la temporada y se asoció a Thievy. Luego el modelo continuó con Chrisantus, y en ambos casos la sociedad resultó en gol.

Hasta la fecha Lobera solo había apostado por un delantero anclado por delante de la segunda línea, fundamentalmente Chrisantus. El nigeriano, salvo en el partido de Santander, donde consiguió el gol de la victoria, parecía inconexo con el resto del equipo y desasistido.

Ante el Villarreal Lobera matizó el modelo y fue capaz de descubrir nuevas vías en beneficio del equipo. Especialmente significativa es la participación de Javi Guerrero, con el que Lobera albergaba dudas cuando aceptó la propuesta de la Unión Deportiva en junio.

Cuestionado en las últimas semanas por su falta de cintura táctica, y por exprimir con una fórmula insatisfactoria el potencial de la plantilla, Lobera realizó en la sexta jornada su primera modificación al frente de la Unión Deportiva. «El equipo pareció al del día del Xerez, cuando jugamos con uno menos y nos sobrepusimos. El entrenador ha modificado su sistema, está en función de la plantilla que posee. Así, sí», significaba ayer Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva.