"Las palmeras son nidos de ratas"

18/08/2016

Los vecinos del parque Chona Madera, en Las Chumberas, reclaman al Ayuntamiento que acometa la poda de varios ejemplares de palmeras cuyas ramas llegan a las viviendas. «Son nidos de ratas y cucarachas que entran en las casas», aseguran. Añaden que el «abandono» que sufre la zona se repite «en todas las plazas» del barrio.

Las palmeras son nidos de ratas y cucarachas», explica José Francisco Santana, presidente de la asociación de vecinos Chona Madera-Avomat, de Las Chumberas, al referirse a las zonas ajardinadas que rodean los edificios de este barrio del distrito Ciudad Alta. Comenta que algunas de esta plantas «llevan años sin podarse», por lo que las ramas llegan hasta las viviendas y permiten que se cuelen roedores e insectos en ellas. «La gente no puede abrir las ventanas», apunta.

Añade que hace ya un año denunció la falta de mantenimiento de estas zonas y que la edil de Parques y Jardines, Inmaculada Medina, les hizo una visita. «Responsabilizó a los vecinos de la suciedad», apunta el portavoz vecinal, que insiste en que «los pocos jardines que están cuidados es gracias a los vecinos, pero nosotros no podemos podar las palmeras porque nos multan».

Además, expone que muchos de estos ejemplares presentan peligro de caerse y que varios residentes han dado cuenta de estos hechos a Salud Pública, por el problema que les supone la presencia de ratas. «Hay vecinos que llevan 9 años pidiendo que quiten algunas palmeras», corrobora María José Fernández, vecina del cercano barrio de Schamann en el que asegura «tenemos el mismo problema. Está todo muy abandonado».

«La palmeras son demasiado finas y ya se cayó un cogollo», indica Juan Marrero, que reside en  Las Chumberas desde hace más de 50 años. A su juicio, el problema es que «el Ayuntamiento no entra  en los jardines que están vallados».

La vocal de la asociación de vecinos, María del Carmen Padrón, cree que el grado de inclinación que presentan algunos ejemplares de palmera son la prueba evidente de que «están a  a punto de caerse». Pero explica que a pesar de que se ha dado cuenta al Ayuntamiento de estos hechos, «nos dicen que están seguras».

«Las cucas parecen murciélagos», afirma Dunia Álamo, que lleva toda su vida en el barrio y se queja «de la falta de mantenimiento».

El presidente de la asociación vecinal de Chona Madera critica también que parte del pavimento de las zonas traseras de las viviendas se haya visto dañado de importancia por los camiones que trasladaban el material para los trabajos de reparación del edifico de Teobaldo Power, que sufrió un derrumbe. «Destrozaron todo el parque con la obras porque las cubas de hormigón entraban por ahí», certifica Juan Marrero.

Además, denuncia que muchos de los escombros que se generaron con esa obra siguen en la zona. «El Ayuntamiento debe exigir responsabilidades», reclama el representante vecinal.