Las cabras alimentadas con el lactosuero producen más leche

21/12/2015
ETIQUETAS:

El uso de residuos de quesería (lactosuero) como alimento para las cabras permite obtener leche más rica en proteínas. Así lo señala un estudio del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, quien también indica que su empleo no afecta al  bienestar de los animales. Los ganaderos discrepan. «Más leche sí, pero no de calidad».

Propietario de uno de los rebaños caprinos más numerosos de Maspalomas, Pedro Guedes Suárez, asegura que el uso de los residuos de la quesería, lo que los expertos llaman lactosuero, para el alimento de las cabras no le ha dado los resultados que dicen los investigadores. «Obtenemos más leche, eso es cierto, pero la calidad no es la misma que si el animal está alimentado con buenos piensos», indica.

Guedes discrepa con los resultados de los estudios llevados a cabo por el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), organismo autónomo adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, en los que se señala que la reutilización del lactosuero, residuo que se genera en las queserías, como fuente de alimentación del ganado caprino en explotaciones que elaboran queso artesano, no afecta al bienestar de los animales y permite obtener una leche más rica en proteínas.

«Nosotros hemos probado hace tiempo con darles de beber los residuos de la elaboración del queso, y lo único que hemos conseguido es obtener más cantidad de leche por cabra, pero no con más materia grasa, por lo que eso nos obligaba a utilizar más leche para hacer la misma cantidad de queso», apuntó el ganadero, matizando que esa es su experiencia.

Según el estudio, con la reutilización de esta sustancia se abordan dos problemas importantes y se logra, por una lado, la reducción de su impacto ambiental y, por otro, la disminución del coste económico de la alimentación en la cabaña ganadera canaria, que actualmente se abastece de productos caros e importados.