La UE avala la guagua exprés con un coste de 96 millones

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El proyecto de la guagua exprés de la capital grancanaria ha superado el primer filtro técnico de la Unión Europea. El Ayuntamiento trata de conseguir el respaldo del Banco Europeo de Inversiones para financiar una parte de los 96 millones de euros en que se estima el coste final de la implantación de la BRT, sus siglas en inglés.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado un proceso de revisión del proyecto de la guagua exprés bajo el prisma de la disponibilidad presupuestaria. Por el momento, la propuesta de instalar guaguas de gran capacidad con una frecuencia de paso de cinco minutos ha pasado ya el primer examen de la Unión Europea.

El Consistorio presentó su propuesta al Banco Europeo de Inversiones, que la ha admitido para una segunda revisión. El coste final de la instalación de la guagua exprés será de 96 millones de euros, si bien las instituciones comunitarias podrían financiar algo más de la mitad, unos 50 millones. El resto tendría que ser aportado por las instituciones locales.

Desde la dirección de Guaguas se pone como ejemplo el caso del tranvía de Tenerife, cuyo coste supuso una inversión superior a los trescientos millones de euros que fueron aportados por todos los niveles de la administración pública. Y aquí es donde hay más problemas. El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, expuso ayer que «resulta fundamental conocer el recorrido, el número de usuarios que puede tener y sobre todo cuánto va a costar al Ayuntamiento».

«No vamos a renunciar al proyecto de la BRT, pero seguimos en fase de estudio», expuso el edil, quien tampoco descarta retrasar la iniciativa hasta tener amarrada su financiación.

El presupuesto de la obra ha ido creciendo con el paso del tiempo. Cuando fue presentado, hace dos años, se calculó que se iba a necesitar una inversión de 70 millones de euros. Luego, el coste subió unos diez millones de euros cuando el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria planteó ganar espacio en el istmo para la guagua exprés gracias al desplazamiento de la autovía marítima hacia la zona portuaria unos quince metros. Ahora, el coste se queda en unos 96 millones de euros porque se incorporan «mejoras urbanísticas» de acceso peatonal, arreglos de fachadas

Sin embargo, el proyecto de la Autoridad Portuaria ha negado la posibilidad de desplazar la autovía marítima, lo que devolvería a la guagua exprés a su recorrido original, por la calle Eduardo Benot.