La policía descubre presuntos pagos de Roca al juez Urquía

Los presuntos pagos del ex asesor de Urbanismo en el Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca al juez Francisco Javier de Urquía constituyen un ataque a un "pilar básico del Estado de Derecho", según el informe policial en relación con la supuesta implicación del magistrado en un delito de cohecho.

EFE

En el informe de la Udyco Costa del Sol, la Policía afirma que la investigación pone de manifiesto "el despliegue delictivo de la estructura criminal de Roca" y subraya que en esta ocasión "se da una vuelta de tuerca más y se detecta una clara penetración de la organización en un órgano jurisdiccional".

A juicio policial, los "presuntos pagos a una autoridad judicial a cambio de resoluciones favorables" supone una "cuestión de enorme trascendencia, pues ataca a un pilar básico y esencial del Estado de Derecho, que en esta ocasión sirve, previo pago, a los intereses espurios" del ex asesor urbanístico y presunto cerebro de la trama de corrupción municipal.

En el documento, elaborado por la Sección de Delincuencia Económica y Blanqueo de Capitales de la Udyco Costa del Sol, se recogen algunas de las doce escuchas telefónicas cotejadas ayer en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), y se analiza el contrato de compraventa de la vivienda de De Urquía hallado en Maras Asesores.

El informe refleja además que la Policía propuso al juez instructor del "Caso Malaya", Miguel Ángel Torres, la detención del entonces titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, "al acreditarse la existencia de indicios razonables de comisión delictiva, vinculados al cohecho y prevaricación".

Torres sin embargo remitió dicho informe al TSJA, que abrió un procedimiento judicial en el que imputa a De Urquía los citados delitos y a Roca los de cohecho y malversación.

El magistrado, suspendido cautelarmente de sus funciones tras la apertura de dicha causa, comparecerá mañana por segunda vez en la sede del TSJA en Granada ante el juez instructor del procedimiento, Miguel Pasquau.

El magistrado del alto tribunal andaluz ha citado además a declarar como imputado a Arnaud Fabrice Albouhair, mientras que el viernes deberán comparecer ante el juez Juan Antonio Roca y Fernando Blázquez, éste en calidad de testigo.

La segunda declaración del juez servirá además para que mañana especialistas del Cuerpo Nacional de Policía lleven a cabo una prueba de reconocimiento para determinar si la voz de una tercera persona que aparece en una conversación telefónica grabada en la investigación mantenida entre Roca y otro interlocutor se corresponde con la del juez.

El magistrado Francisco Javier de Urquía fue suspendido de forma cautelar como titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella el pasado mes de julio por el Consejo General de Poder Judicial (CGPJ) tras ser investigado por supuestos delitos de prevaricación y cohecho.

De Urquía prestó declaración en el TSJA el pasado 7 de julio, mientras que Roca, presunto cerebro de la trama de corrupción municipal investigada en el "Caso Malaya", compareció ante el magistrado Pasquau el 12 de julio, para lo que fue trasladado desde la prisión de Albolote (Granada) donde permanece en prisión preventiva por esta causa.