La octava isla, pendiente de Madrid

04/06/2015
ETIQUETAS:

La iniciativa popular La Graciosa, octava Isla canaria cumple un año de su último paso, la presentación de 11.000 firmas de apoyo en el Registro del Palacio de la Moncloa. Previamente, el Parlamento canario aprobó una PNL para reconocer las aspiraciones gracioseras en el nuevo Estatuto de Autonomía, cuyo debate está pendiente en las Cortes.

Los 700 residentes de La Graciosa han conseguido en los últimos años dar un paso de gigante en su reivindicación de que el territorio sea considerado la octava isla habitada del Archipiélago y deje de constar en los documentos oficiales como parte de la Isla de Lanzarote y del municipio de Teguise. Hace ahora un año, los hermanos Miguel y  María José Páez y su joven primo Eduardo entregaron las 11.000 firmas de apoyo recogidas hasta entonces, 1.337 de las cuales a través del portal Change.org, en el registro general del Palacio de La Moncloa de Madrid, sede de la presidencia del Gobierno, si bien no fueron recibidos por Mariano Rajoy, como era su intención «ni por ningún otro responsable de la administración del Estado», indicó Miguel Páez en su día, aludiendo a la poca atención prestada por Madrid a la iniciativa popular.

La petición, sin embargo, sí fue bien acogida en Canarias, donde todos los grupos del Parlamento presentaron, en octubre pasado, una PNL que propugna la conformación de una pedanía en la Isla y la introducción de una modificación de la Ley 27/2013 de racionalización de la administración local, para permitir la composición de una entidad local menor con personalidad jurídica y la constancia de la existencia de La Graciosa como isla habitada, sin perjuicio de su adscripción administrativa a Lanzarote.

Las peticiones fueron incluidas, de hecho, en la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias, en marzo pasado, donde ya se menciona a La Graciosa en la relación de islas con administración propia, y aparte de los territorios insulares de Alegranza, Lobos, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste en los que se incluía.

Asimismo, la reciente Ley de Municipios canarios concede a la Isla el rango de régimen especial con competencias descentralizadas del Ayuntamiento de Teguise, del que ahora depende. Con estas propuestas regionales sobre la mesa, la iniciativa popular espera ahora el refrendo estatal, lo que preocupa a los  gracioseros, al estar el liza la aprobación del texto del Estatuto de Canarias en las Cortes Generales.