Las Palmas de Gran Canaria

La marcha contra la reforma constitucional se tiñe de anarquía

07/09/2011

Sindicatos y partidos políticos han rechazado este martes en Las Palmas de Gran Canaria la reforma de la Constitución pactada por el PSOE y el PP para limitar el déficit público, protesta en la que la Federación de Anarquistas de Gran Canaria ha clamado que "el pueblo unido funciona sin partidos".

A esta manifestación, convocada por CCOO y UGT, se han sumado partidos políticos como Izquierda Unida, Nueva Canarias, el Partido Humanista, cuyo representante ha portado a modo de pancarta el cartel de la película "Malditos Bastardos", y el Partido Comunista del Pueblo Canario, y ha congregado a unas trescientas personas.

En un principio, la protesta estaba previsto que la encabezara una pancarta sindical con el lema "No sin nuestro voto. Referéndum Ya", alusiva a una de las reivindicaciones de la convocatoria: la consulta a la ciudadanía sobre la reforma constitucional que se aprobará con los votos del PSOE y del PP.

Sin embargo, los miembros de la Federación de Anarquistas de Gran Canaria que se unieron a la manifestación, vestidos de negro y con banderas y pancartas del mismo color con eslóganes como "La única constitución buena es la que arde" o "Ni reformas, ni constitución, ni sindicatos, ni patrón", se adelantaron y abrieron la marcha, para enfado de algún sindicalista, que llegó a enfrentarse a ellos.

Con un ambiente algo tenso, la manifestación ha comenzado con media hora de retraso sobre la hora prevista, las 19.00 horas, y sin que se hubiera procedido a cortar el tráfico, lo que ha provocado que los participantes comenzaran a andar cuando aún circulaban vehículos en dirección contraria.

Uno de los miembros de la agrupación anarquista, Ruimán Rodríguez, ha explicado a Efe que este colectivo se opone a la reforma constitucional para limitar el déficit público porque, a su juicio, implica "elevar de categoría moral el capitalismo" y ha agregado que también rechaza que los sindicatos "sean los abanderados de esta manifestación en contra de la reforma" de la Carta Magna.

A su juicio, "está en manos" de estas organizaciones sindicales "parar esta reforma haciendo una huelga general indefinida y no la hacen".

Rodríguez ha considerado que los sindicatos defienden "una hipocresía de paz social" y les reprochó que, en un momento de descontento generalizado como el actual, "no quieran que la gente pueda verdaderamente reivindicar un cambio".

Antes de participar en la protesta, el secretario general de la UGT en Canarias, Gustavo Santana, ha explicado a Efe que esta organización solicita un referéndum sobre los cambios que se quieren introducir en la Constitución Española porque, si se modifica sin consultar a la ciudadanía, la Carta Magna "perdería todo su espíritu y legitimidad".

En su opinión, lo que va a producirse en España "es un error histórico" que "retrata" a senadores y diputados y que va a marcar un precedente bastante peligroso de cara al futuro.

Para el secretario de la Unión Insular de CCOO en Gran Canaria, Antonio Pérez, la reforma constitucional que han pactado el PSOE y el PP "plantea que la prioridad en los Presupuestos Generales del Estado es el pago de la deuda que se tiene con los bancos, en lugar del pago de la sanidad, la educación o el empleo".

En opinión del representante de CCOO, "esto no ha servido para tranquilizar a los mercados, porque la prima de riesgo era hoy de 340 puntos, pero el problema es que va a condicionar las políticas del futuro".