La Guardia Civil oculta información a otros cuerpos sobre un asesino

David Ojeda
DAVID OJEDA

La ocultación de información entre cuerpos de seguridad sobre el ciudadano moldavo buscado en Tenerife por asesinato, proveniente de la sala operativa del servicio de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, ha originado un escándalo y una confrontación entre posturas que ha llegado al Congreso.

Todo parte de una denuncia de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, que además dio a conocer el audio en el que se produce la orden a todas las unidades. Se busca a un ciudadano moldavo, presunto responsable del asesinato de un ruso de 52 años que apareció enterrado en el municipio de Chayofa, en el sur de Tenerife.

Las unidades que patrullaban entre las 6.00 y las 14.00 horas del pasado lunes recibieron la siguiente comunicación. «Prevista localización y detención del conductor del vehículo Chevrolet Aveo cuya afiliación corresponde con fecha de nacimiento y numero de NIE de nacionalidad moldava. Este individuo está implicado en un delito de homicidio ocurrido en el término municipal de Arona. Esta requisitoria no debe salir del ámbito de Guardia Civil. Por lo tanto, no comunicar las características del vehículo, ni la filiación de este individuo a Policías Locales y CNP. Extremen precauciones, ya que este individuo puede ir armado», indicaron desde la central tinerfeña.

Han sido miembros de la propia Guardia Civil los que han denunciado los hechos. Afirman que esta situación, insólita, no forma parte de ningún protocolo de actuación, y que el simple hecho de colgarse la medalla de la detención, no da sentido a poner en peligro la vida de compañeros de otros cuerpos.

Por su parte, los portavoces oficiales de la Guardia Civil han hecho un comunicado público en el que niegan que sea cierto que ocultaron información. Y que existe una cooperación impecable entre todos los cuerpos de seguridad. A partir de ahí se ha originado una confrontación entre los representantes de las asociaciones sindicales de los cuerpos de seguridad y el propio cuerpo, que ha contado con el apoyo de la delegada del Gobierno María del Carmen Hernández Bento, que en declaraciones a la COPE tachó de «disparate» que se hable de falta de coordinación «Hay una investigación abierta, el caso está declarado bajo secreto de sumario y lo que no ayuda a nada son las continuas filtraciones», añadió.