La ayuda a domicilio se refuerza con 17,21 millones

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA

El Ayuntamiento ha ultimado ya el pliego para la contratación del nuevo servicio de ayuda a domicilio, que se refuerza presupuestariamente con una dotación de 8,61 millones de euros al año. El valor final del contrato, si se prorrogara hasta 2020, superaría los 33 millones de euros.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha concretado el pliego de condiciones técnicas para contratar el servicio de ayuda a domicilio. Para el periodo que va desde abril a fin de año prevé un gasto de 6,31 millones de euros -frente a los 6,65 millones presupuestados en 2015- y para 2017, destinará 8,67 millones de euros a la ayuda de personas dependientes en sus hogares.

El contrato que se sacará a concurso será por dos años y se completará con 2,23 millones de euros hasta abril de 2018, para hacer un presupuesto total de 17,21 millones de euros.

Entonces la empresa que resulte adjudicataria y el Ayuntamiento decidirán si el servicio se mantiene en las mismas manos por dos años más o si, por el contrario, la prestación se somete a un nuevo concurso. El servicio de ayuda a domicilio se empezó a aplicar en 1990 gracias un convenio con el Gobierno de Canarias. Por entonces, estaba dotado con 26,57 millones de pesetas (unos 160.000 euros), con los que se atendía a 67 usuarios.

El pliego de condiciones incluye lo que el nuevo grupo de gobierno ha bautizado como «cláusulas sociales», que serán de aplicación en los contratos que saque a concurso el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Entre ellas, destaca la obligación de la nueva adjudicataria de subrogar al personal que en estos momentos presta el servicio de ayuda a domicilio.

Además, se impone que las nuevas contrataciones se hagan entre desempleados de los colectivos más necesitados: víctimas de violencia de género, mujeres que se reincorporan al empleo tras más de cinco años de inactividad, personas mayores de 45 años, jóvenes de entre 16 y 30 años, individuos que perciben la renta mínima de inserción y personas con discapacidad.

También señala las obligaciones de la empresa en caso de huelga legal del personal del servicio de ayuda a domicilio.