'Katrina' arrasa la casa canaria en Louisiana

El huracán se aplicó sin contemplaciones. El Museo de los canarios y la Casa Canaria de San Bernardo (Louisiana) han quedado destruidos. Pese a los daños, los canarios de Estados Unidos más castigados por el temporal son los de Miami.

CANARIAS7

Uno de los esfuerzos emblemáticos del Gobierno regional para recuperar la memoria de los canarios en Estados Unidos ha desaparecido. El huracán Katrina, que castigó especialmente las zonas de Miami, Alabama y Louisiana, dejó «completamente destruida» la sede del Museo creado con aportaciones públicas y privadas, además de la sede de la Casa Canaria que aglutina a los descendientes de los isleños en San Bernardo, según el relato que ayer ofreció el viceconsejero de Emigración, Efraín Medina. Según los datos recabados por el Gobierno regional, los daños materiales que afectan a los descendientes de canarios son «cuantiosos» en el estado de Louisiana, aunque anoche no se tenía noticia de daños personales en esta comunidad, descontado el hecho del desplazamiento masivo obligado por las autoridades.

La comunidad canaria más necesitada tras el paso del huracán Katrina es la de Miami, cuyo Hogar Canario ha puesto en marcha un dispositivo para coordinar las peticiones de ayuda, encomunicación permanente con la Oficina del Gobierno regional en esta ciudad del estado la Florida. Según Medina, el Ejecutivo canario esperará a que las autoridades estadounidenses realicen un balance oficial de los daños y de las necesidades de ayuda, «para saber en qué podemos colaborar».

En el conjunto de los estados afectados, las víctimas mortales que ha dejado el huracán Katrina podrían sumar centenares, aunque aún no hay balances oficiales. aunque la agencia Efe habla de 67 muertos en un primer recuento. Sólo en un condado de Mississipi se contarían entre 50 y 80 muertos, según los datos aportados por el gobernador. Algunos agentes de policía hablan ya de «centenares» de fallecidos, de cadáveres flotando en las aguas. Debido a la magnitud de la tragedia, el presidente de EEUU, George W. Bush, adelantó ayer el regreso a Washington de sus vacaciones en Crawford (Texas) para coordinar la asistencia a los damnificados. Bush, además, ha instado a los habitantes de las zonas afectadas a que cumplan con las recomendaciones de las autoridades y no regresen todavía a sus casas.