Javier Fernández sopesa la posibilidad de retirarse tras los Juegos de 2018

30/01/2017
ETIQUETAS:

Los Juegos Olímpicos de Invierno que el próximo año se disputarán en PyeongChang (Corea del Sur) podrían marcar el final de la carrera deportiva del patinador español Javier Fernández, cinco veces campeón de Europa y bicampeón del mundo.

Tras celebrar la conquista de su quinto título continental este lunes en la sede del Consejo Superior de Deportes, el madrileño reconoció que la próxima cita olímpica "podría ser" el broche a su carrera.

"Podría ser, no lo sé todavía, el final de mi carrera si todo sale bien", dijo al ser preguntado por EFE por la posibilidad que los Juegos Olímpicos de 2018 le ofrecen de redondear su palmarés.

El madrileño, ganador de los cinco últimos Europeos y de los dos últimos Mundiales de la disciplina, insistió en que no sabe "exactamente" qué decisión tomará, pero sí adelantó que "los 26 o 27 años son una edad adulta para decidir dejar el patinaje sobre hielo".

Él cumplirá 26 años el próximo mes de abril y, aunque tenga "la experiencia" que no tienen sus competidores -muchos de ellos de 17, 18 y 19 años-, "el cuerpo se hace más lento y pesa más", comentó.

"Ahora me conservo bien, pero los detalles son los que nos hacen fallar. No es que lo vaya a dejar, pero tengo que pensar qué es lo que me conviene: si dejar el deporte cuando estoy en lo más alto o esperar a ver qué es lo que va a pasar. A lo mejor luego voy para abajo en vez de para arriba", indicó.

'SuperJavi', poseedor de cinco títulos continentales y dos mundiales, confía en encontrar en Corea del Sur "ese gran resultado" que le fue negado en los pasados Juegos Olímpicos de Sochi (Rusia), donde fue cuarto. Tanto él como su equipo llevan persiguiendo el podio olímpico "durante mucho tiempo".

"No he podido hacerlo aún, no ha sido posible, pero estamos seguros de que tenemos el potencial y de que podemos conseguirlo", abundó.

Javier Fernández mostró, no obstante, su satisfacción por haber conquistado el pasado sábado en Ostrava (República Checa) su quinto título europeo.

"Supone mucho porque quiere decir que sigo siendo el mejor de Europa, que sigo estando al mismo ritmo en las competiciones y que ni los rusos ni nadie se puede poner por delante en este Campeonato de Europa", valoró.

"Aún así, es una competición complicada, en la que tengo que patinar bien. Puedo estar orgulloso de haber ganado cinco Campeonatos de Europa ya que permite estar, un poquito más, dentro de la historia del patinaje artístico", apuntó.

El español mencionó como próximo objetivo revalidar la medalla de oro en el Campeonato del Mundo que tendrá lugar a principios de abril.

"Es una cita bastante importante y una cita un poco más difícil que el Campeonato de Europa, porque se juntan los asiáticos y los norteamericanos, que son la competencia más directa. Tendré que estar más preparado porque no podré cometer tantos errores como sí he podido cometer en el Campeonato de Europa", analizó.

Javier Fernández subió a lo más alto del podio en Ostrava pese a la caída que sufrió durante la ejecución del programa libre. No está preocupado por el golpe sufrido en la cabeza del fémur, pero sí afirmó que en los próximos días necesitará "reposo, hielo e ibuprofeno" antes de retomar los entrenamientos en Canadá.