Borrar
Honores diplomáticas en La Paz

Honores diplomáticas en La Paz

Miércoles, 1 de julio 2015, 00:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El embajador de España en Bolivia, Ángel Vázquez Díaz de Tuesta, recibió a la expedición Ralons BMW-Mini Gran Canaria en la sede institucional del país en La Paz. El representante público se interesó por el proyecto deportivo grancanario y el estado de los montañeros tras el ascenso al Parinacota.

Vázquez Díaz de Tuesta le abrió las puertas a los cuatro montañeros grancarios que ha recorrido Los Andes bolivianos en los últimos días. El embajador felicitó al grupo por una iniciativa «que trasciende lo deportivo» y ayuda a refozar lazos entre los dos países. «Me parece muy bien que un grupo de españoles, canarios en este caso, visite Bolivia y traiga un campeón de lucha canaria, como es Juan Espino, para hacer promoción de ese deporte y darlo a conocer fuera de España. Se trata de una manera magnífica de estrechar lazos y unir culturas. Proyectos como este tienen todo mi apoyo», aseveró el diplomático español en La Paz, felicitando al grupo por el enriquecimiento cultural que supone para los dos países. «España conoce poco a Bolivia y viceversa. Y una aventura deportiva, informativa y cultural como esta enriquece, primero a los miembros de la expedición, y luego a los ciudadanos de los dos países que siguen este proyecto a través de los medios de comunicación. Además, España en Bolivia tiene una presencia importante de españoles, unos 10.000, y en nuetro país también hay una gran cantidad de bolivianos, y experiencias como estas ayudan a unir dos comunidades hispanas diferentes», dijo Vázquez Díaz de Tuesta.

El embajador se interesó por el montañismo en las islas, preguntó cómo había surgido el proyecto ideado por CANARIAs7 para acercar las grandes montañas a los canarios y conoció de primera mano la ascensión de la expedición Ralons BMW-Mini Gran Canaria, en especial el esfuerzo del luchador Juan Espino El Trota y del infortunio de Pedro Cubiles, perdido durante una noche en el Parinacota. «Ha debido ser muy duro, tanto para Juan, que nunca había estado en una montaña de 6.000 metros, como para Pedro, que pacedió condiciones una noche a más de 5.000 metros. Afortunadamente todo ha salido bien y desde la embajada española felicitamos al grupo por haber conseguido este reto con éxito», manifestó Vázquez Díaz de Tuesta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios