Golpe definitivo por la salvación

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Levantarse tras la sacudida. Eso es lo que pretende Las Palmas en la visita del Sporting tras el varapalo copero frente al Atlético. Un partido presuntamente asequible para la UD si se atiende al nivel de los asturianos en la Liga, pero para el que no habrá confianza conscientes los amarillos que la de hoy será una final para su rival.

Doce puntos, siete de ellos obtenidos en las tres primeras jornadas y ninguna victoria foránea es el resumen del rendimiento que viene dando el conjunto de Abelardo este curso y que lo ha llevado a ocupar el penúltimo puesto de la tabla. Pero son en estos partidos donde suele aparecer la etiqueta de resucitador de muertos en la UD, impuesta desde su etapa en Segunda División cuando no era raro el tropiezo ante equipos casi desahuciados. Además, la cantinela de que cualquier equipo te puede ganar sí que toma veracidad en Primera por lo que de fiarse, nada. Además, dadas las urgencias clasificatorias, para los rojiblancos cada partido ya es catalogado a vida o muerte, y a buen seguro hoy se vaciarán para conseguir el primer triunfo lejos del Molinón. No debe haber falta de tensión por parte de los amarillos ante la supuesta debilidad visitante y menos con la reciente y única derrota en casa aún escociendo. Los de Setién quieren seguir la buena línea del pasado año en el primer partido liguero de 2017, tanto de resultados como de juego, y mantener el Gran Canaria infranqueable en la competición regular. Para ello el cántabro comienza a recuperar efectivos y podrá presentar un once mucho más reconocible que el visto el pasado martes. Con Livaja, Boateng, Bigas y Varas cerca de su plenitud, solo habrá que superar las ausencias de unos Araujo y Montoro que están cada vez más cerca de volver, de Hernán y las dudas de Tana, tocado, y Macedo, con pocos kilómetros en las piernas (se incorporó al grupo este jueves). Se juega más de lo que parece Las Palmas hoy. Su rival marca la frontera del descenso y una victoria supondría un golpe casi definitivo por la salvación. 12 puntos de ventaja y más argumentos para pensar en cotas mayores. Si Las Palmas impone la lógica y se lleva los tres puntos ante uno de los pocos equipos de la categoría inferior en recursos, los sueños europeos se tornarían más serios una vez llegado a los 24 puntos a falta de dos partidos para cerrar la primera vuelta. Pero todo este cuento tendrá validez si el equipo responde y logra controlar los peligros de un siempre intenso y aguerrido equipo sportinguista. Duje Cop, con seis tantos, se erige como la principal amenaza visitante donde también destacan el desequilibrante Carmona o el exblaugrana Douglas. Jugadores sin demasiado cartel pero que harán pagar cualquier despiste. En cualquier caso, Las Palmas intentará mostrar esa superioridad que se le presupone para volver a la senda del triunfo después de tres partidos sin ganar. Esta vez otra igualada no será suficiente (solo el Espanyol le supera en empates), por lo que la Unión Deportiva quiere dar la mejor apertura posible a 2017 en la Liga, porque como dice el refrán lo que bien empieza, bien acaba.