«Entre mantener abierta una escuela y sostener el deporte...»

Paulino Rivero no cede. Al menos en el discurso público. El presidente del Gobierno de Canarias expresó ayer en los micrófonos de Teide Radio-Onda Cero que en el actual contexto económico en el que se maneja el Ejecutivo, el anuncio del agresivo recorte a los contratos publicitarios suscritos por Las Palmas y Tenerife con la consejería de Turismo, es firme e inamovible. «Entre mantener abierta una escuela y sostener el deporte. Lo tengo claro», señaló el político tinerfeño.

David Ojeda
DAVID OJEDA

Rivero fue explícito cuando se le cuestionó qué respuesta tiene preparada para Miguel Ángel Ramírez y Miguel Concepción en la reunión que está pactada para el próximo 22 de marzo: «Les voy a decir la verdad. Les diré, con rotunda claridad, que entre mantener los colegios abiertos, entre mantener la asistencia sanitaria y el apoyo al deporte y a otros sectores, tendrán que sacrificarse en la proporción que los recursos den», subrayó el dirigente de Coalición Canaria.

Paulino Rivero afirma que la estrecha capacidad de maniobra económica que limita al Gobierno que preside imposibilita la continuidad de los acuerdos rubricados con anterioridad con los dos equipos de fútbol referentes del Archipiélago, y con el resto de los equipos afectados por el recorte austero que impone su gabinete. «Entre el sostenimiento de esas cosas que son esenciales para todos, como lo son la sanidad y la educación pública, está claro que la prioridad absoluta es para las cosas que son para todos. Es verdad que buscando criterios de eficiencia en el estado del bienestar. En estos momentos no podemos darle una vuelta de tuerca más a los servicios que necesitan los ciudadanos. No podemos más porque se resentiría la calidad que damos», insistió el presidente.

Aunque, en el caso de la Unión Deportiva el Gobierno de Canarias ya le ha comunicado un quebranto inmediato de 1.800.000 euros, Rivero expone que «estoy seguro que lo van a entender los presidentes de la Unión Deportiva Las Palmas y el Tenerife. Como lo harán el del Gran Canaria de baloncesto, el del Canarias o el del UB La Palma».

Y es que el recorte no solo debilita a Las Palmas y Tenerife. El Gran Canaria 2014 ha visto también como lo pactado se esfuma, aunque advierte que tomará otros caminos para negociar con el Ejecutivo.

En su momento, desde el Cabildo de Gran Canaria, principal propietario de la entidad claretiana, se significaba que se estaba valorando la opción de acudir a los tribunales para contrarrestar la medida unilateral del gobierno autónomo, fuentes del departamento económico del club descartan está posibilidad. Justo como también señalaron a CANARIAS7 los responsables del equipo jurídico de la Unión Deportiva. «Es una guerra que no nos interesaría», expuso en su día un abogado del club.