Empresarios canarios plantean conectar con un teleférico el istmo y La Isleta

05/08/2016

Un grupo de empresarios canarios plantea instalar, con una inversión de 10,5 millones de euros, un teleférico en Las Palmas de Gran Canaria para unir el istmo de Santa Catalina y la Montaña del Vigía, uno de los tres volcanes desconocidos que se ubican en la zona militar de La Isleta.

Se trata de una iniciativa privada ideada por el ingeniero industrial Rafael Santana, quien en su día proyectó otro teleférico para la cumbre de Gran Canaria, y que hoy han respaldado el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, al considerar que la iniciativa contribuirá al turismo urbano que pretende consolidar la ciudad.

Ibarra ha estimado que esta iniciativa, presentada el pasado mes de mayo a la Autoridad Portuaria por la sociedad Teleférico de Las Palmas SL, puede ser un "proyecto tractor" de nuevas actividades en el entorno del futuro acuario Poema del Mar.

En su entorno se proyecta instalar la estación de la que partirán 18 góndolas que sobrevolarán, a una altura de entre ocho y quince metros, las viviendas de La Isleta en un recorrido "sin fin" hacia El Vigía, ha explicado Cabrera.

Para Augusto Hidalgo, se trata de un proyecto "emblemático y nada insólito", ya que existen atracciones como ésta en otros entornos urbanos similares, como el del puerto de Barcelona.

Además, ha considerado que este teleférico permitiría a visitantes y vecinos de la ciudad conocer el entorno volcánico singular que existe en La Isleta, desde el que se defendió militarmente la ciudad de invasiones en el pasado.

Cabrera ha explicado que los mandos militares de la isla conocen este proyecto desde hace un mes, si bien aún no se ha presentado formalmente al Ministerio de Defensa, trámite que habrá que cumplimentar, ya que la zona en la que se pretende que opere esta instalación es de uso militar.

Antes de dirigirse a ese Ministerio, los empresarios que promueven este proyecto pretenden obtener una concesión administrativa por 50 años por parte del Gobierno canario, una vez que tanto el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria como el Cabildo insular califiquen esta iniciativa de interés general para la isla y aprueben la suspensión del planeamiento de la zona afectada por su trazado.

Además, esta sociedad limitada está dispuesta a invertir 100.000 euros en la limpieza del volcán, cuyo estado de deterioro es notable, de forma que su apariencia sea la misma que tenía cuando surgió, ha dicho Cabrera, quien ha abogado, además, por volver a colocar en la montaña los tres cañones que sirvieron para defender la ciudad hace siglos, al estimar que pueden ser un atractivo turístico.

El trazado del teleférico proyectado, en línea recta, entre el istmo de Santa Catalina y La Isleta tiene una longitud de 2.270 metros que podrán recorrer en unos siete minutos 600 visitantes cada hora.

Estos empresarios pretenden recuperar en cinco años la inversión prevista en esta iniciativa, que tratarán de financiar con fondos propios y ayudas de la UE y con la que prevén crear 30 puestos de trabajo directos.

Cabrera ha manifestado que, una vez concedida la preceptiva licencia, el plazo de ejecución del proyecto será de ocho meses.