El "Sensei" se enfrenta a 303 años de prisión

La Fiscalía imputa al líder de la llamada secta del kárate un total de 35 delitos de abuso sexual continuado, dos de inducción al abuso, 13 de corrupción de menores y uno de tenencia ilícita de armas, y pide para el un total de 303 años de cárcel. Para su mujer, solicita 151 años, y para la instructora Ivonne González, 143.

ANTONIO F. DE LA GÁNDARA

El Ministerio Fiscal solicita una condena que suma 303 años de prisión para el grancanario Fernando Torres Baena, procesado como supuesto líder de la llamada secta del kárate.

La acusación pública ha presentado ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, órgano encargado del enjuiciamiento del caso, las conclusiones en las que imputa al karateca 35 delitos de abuso sexual la mayor parte de ellos en grado continuado, 13 de corrupción de menores, dos de abuso sexual como cooperador necesario es decir, abusos inducidos por él y consumados por alguno de sus colaboradores y un delito de tenencia ilícita de armas (se halló una pistola en el registro del chalé de playa de Vargas).

En su informe, el fiscal que impulsó la causa, Pedro Gimeno, califica al sensei (nombre con el que se conoce a los grandes maestros del kárate) de «depredador sexual».

Texto íntegro en la edición impresa de este miércoles.