El radar dejó de denunciar tres meses antes de las elecciones

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO

El radar de la Policía Local dejó de denunciar excesos de velocidad tres meses antes de las elecciones. Salía a la calle y hacía fotos, pero no había boletines con los que tramitar las denuncias por las infracciones. El problema es que hay agentes que acumulan decenas de multas que podrían prescribir. ¿Y el coche? En el garaje.

El coche oficial de la Unidad de Radar de la Policía Local estuvo saliendo a la calle durante meses sin boletines de denuncia. Según las fuentes consultadas, al menos desde enero o febrero. Y la versión oficial que entonces se dio es que Valora, el organismo autónomo del Cabildo que gestiona por delegación del Ayuntamiento la recaudación y cobro de tributos, tuvo problemas técnicos para emitir los boletines. En cambio, fuentes solventes, pero extraoficiales, vinculan la supuesta contingencia a la proximidad de las elecciones. Es más, aseguran incluso que hubo una instrucción verbal al respecto.

Sea por una u otra razón, lo cierto es que, aunque el radar estuvo saliendo a la calle, no se pudieron tramitar las denuncias. Hay agentes que acumulan decenas que están pendientes de darles curso. Y el riesgo es que prescriben, por lo que el Ayuntamiento, y en particular, el servicio de recaudación está en peligro de que al menos una parte de esas denuncias se le caduquen.

Las mismas fuentes apuntan que los boletines se recibieron una semana antes de las elecciones, pero que no son suficientes. Y que, en todo caso, llegaron tarde porque, para colmo, aparecieron cuando ya se había vencido la vigencia técnica y administrativa del aparato del radar. Ese tipo de artilugios tiene que ser calibrado cada año hasta el punto de que, una vez vencido, sus fotos y sus mediciones dejan de tener valor legal para la administración. Hay que devolvérselo a Tráfico para que lo calibre o solicitarle uno nuevo, indican al respecto las mismas fuentes. Por esa razón, explican, el coche del radar lleva al menos tres semanas estacionado en el garaje de las dependencias de la Policía Local en las Oficinas Municipales. Y los cinco agentes adscritos a la Unidad han sido redistribuidos en otros servicios.

Temas

RADAR