El PSC da a CC portazo tras el ataque a Chacón

13/10/2016

El Partido Socialista Canario (PSC) da marcha atrás a la reunión de la Mesa del Pacto que aceptó días atrás. Las arremetidas del presidente del Cabildo de Tenerife contra una de sus consejeras en el Gobierno, Ornella Chacón, y al propio partido han dinamitado la reconducción del pacto.

Poco han durado los gestos mostrados en los últimos días por dirigentes autonómicos de Coalición Canaria (CC) y Partido Socialista Canario (PSC) mientras los negociadores en la sombra avanzaban mínimamente para una Mesa del Pacto.

Duraron hasta que el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso arreció en sus críticas contra la consejera socialista de Obras Públicas, Ornella Chacón.

Así que ayer, el PSC emitió un comunicado por el que sentenció que «en estos momentos no se dan las condiciones mínimas necesarias para celebrar una reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto».

El secretario socialista de Organización, Julio Cruz, dijo que «no se puede estar negociando las condiciones mínimas para intentar restablecer el acuerdo mientras un alto dirigente de Coalición Canaria, de Tenerife, agrede de forma gratuita al pacto, e injuria a uno de los partidos que sustentan al Gobierno».

El número dos se mostró insatisfecho con la reacción del presidente del Ejecutivo. «Decir que las declaraciones de Carlos Alonso son desafortunadas es muy benevolente. Eso y nada es lo mismo», declaró.

Paralelamente, el secretario general del PSC, José Miguel Pérez, ironizó ayer con que Alonso «lleva la delantera» sobre la salud del pacto de Gobierno, pues calificó de «desafortunadas» las palabras del nacionalista.

En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press Pérez insistió en que «si algunos en Coalición no quieren romper el pacto están haciendo oposiciones a todo lo contrario».

Del mismo modo, el portavoz del grupo parlamentario Socialista, Iñaki Lavandera, criticó la «vuelta al absurdo» de Carlos Alonso en su «indisimulado afán» de romper el pacto, y le emplazó a «moderar sus impulsos insularistas y respetar los tiempos de su presidente, que es el de todos y, por tanto, se debe a cada isla por igual».

En un comunicado, Lavandera llamó la atención sobre el hecho de que cuando surgen discrepancias públicas en el seno del Gobierno «hay una larga sombra que parece preceder a Alonso y a un sector muy localizado en lo geográfico» de CC.

Pero las declaraciones del presidente del Cabildo de Tenerife no es el único motivo por el cual los socialistas renuncian a sentarse con CC en la Mesa del Pacto. «Las cosas que estaban avanzando, dejaron de hacerlo y volvieron al punto cero», explicó Cruz en relación a los contactos informales de ambos partidos.

El secretario de Organización se refirió a los temas relacionados con la «coordinación entre los consejeros del Gobierno, el funcionamiento interno y los pactos locales».

Sobre lo primero, Julio Cruz rechazó ser explícito y sobre lo segundo, se limitó a exponer que «CC no muestra estar dispuesta a hacer todo lo posible por revertir los incumplimientos» del pacto en cascada.