El poder pervierte a 'Los Mácbez'

Shakespeare es quizás el autor que mejor ha retratado las bajezas humanas. Así, no es raro que la nueva versión de Macbeth, dirigida por Andrés Lima y adaptada por Juan Cavestany, esté cobrando actualidad a medida que se destapan nuevos casos de corrupción en España. Este fin de semana, llega al escenario del Cuyás.

La ambición sin límite devora la propia vida», reza el texto de la obra que se pondrá en pie hasta el domingo en el coliseo de la calle Viera y Clavijo, en la capital grancaria.

Una pieza que revalida la vigencia de Shakespeare, según explica la actriz Carmen Machi, quien da vida al cerebro de Los Mácbez, una pareja cegada por el ansia de poder. «La ambición desmedida lleva a corromper al ser humano, y el poder desmedido  lleva a la perturbación absoluta. La insatisfacción que produce provoca las consecuencias más terroríficas. Abriendo el periódico no hace falta decir cuánta similitud hay entre lo que ocurre ahora y cuatro siglos atrás», apunta Machi, que da vida a una Lady Macbeth gallega que instiga a su marido a auparse hasta la presidencia de la Xunta empleando todos los métodos a su alcance.  

«A medida que pasan las funciones vemos cómo cada vez es de mayor actualidad y cómo la gente está muy sensibilizada con lo que estamos hablando. Los casos de corrupción que se están dando en este país hace que la función sea familiar», abunda la actriz. Además, la adaptación del clásico de Shakespeare se empeña en acercar la acción al espectador. Y, según cuenta el actor Chema Adeva, Juan Cavestany consigue envolver al público en la profunda oscuridad del ser humano. «Los espectadores salen de la función golpeados», comenta el intérprete que da vida a varios personajes de la tragedia de Shakespeare.  

De hecho, señala Machi, Cavestany acerca tanto el texto a la realidad que el público reconoce situaciones y reacciona riéndose, a pesar de que es un auténtico thriller.

La acción se desarrolla en la Xunta de Galicia, pero podría ocurrir en cualquier otro centro de poder español o del mundo. Además, la similitud entre Escocia y Galicia era idónea para trasladar la acción al Norte de España. «Estuvimos en Galicia previamente. Hablamos con meigas, reales, porque haberlas haylas, ya lo creo. Y las brujas en Macbeth representan la conciencia y los pensamientos de los personajes; su buena y mala conciencia, sus deseos, los demonios que llevamos dentro», dice. 

PELÍCULA CANARIA. Por otra parte, Carmen Machi, señala que está muy orgullosa de la película que estrenará en 2015 el realizador canario Félix Sabroso. «Todos los que hemos participado en El tiempo de los monstruos tenemos un vínculo importante con Félix y con Dunia. Su muerte fue un mazazo para los amigos, para el mundo del cine y para la cultura», comenta Machi.

En su opinión, Sabroso tenía la necesidad absoluta de regalarle esta película y todo el equipo participó en ella de forma desinteresada, no solo los actores. «Es un canto a la creación y es una película muy importante. Ya la he visto», manifestó emocionada la actriz. «Cuando veáis El tiempo de los monstruos os sentiréis orgullosos».

Machi aún no logra entender cómo la película Ocho apellidos vascos logró recaudar 60 millones de euros en la taquilla española, sin embargo se mostró muy optimista por los buenos resultados del cine español y opina que se ha abierto un nuevo periodo para la industria patria. «Hay que creer en lo nuestro y, ya que nadie lo protege, tendremos que hacerlo nosotros mismos como ciudadanos».